Alice Campello y Álvaro Morata, junto a Eleonora Rioda, el día de su boda
Alice Campello y Álvaro Morata, junto a Eleonora Rioda, el día de su boda - Facebook

Muere en Venecia la organizadora de eventos para VIP, entre ellos la boda de Morata

Hipótesis de suicidio: Eleonora Rioda (37) dejó una nota a sus familiares para explicar su decisión

Actualizado:

Era conocida como la «reina de los matrimonios», una de las mejores organizadoras de bodas célebres y de eventos en Italia, entre las más cotizadas internacionalmente. Eleonora Rioda, de 37 años, siempre elegante, determinada y con sonrisa que conquistaba a todo el mundo, fue encontrada en la cama sin vida en el día de Pascua en su casa de la Giudeca, pequeña isla al sur del centro histórico de Venecia. Tom Cruise, Angelina Jolie, Robert De Niro, Oliver Stone, Tom Hanks, Steven Spielberg, Denzel Washington, Uma Thurman, Will Smith o Alfonso Cuaron, por citar solo algunos nombres, estaban en la lista de sus clientes. E

Ese elenco comprende célebres personajes de Hollywood, pero también deportistas, como Alvaro Morata, y empresarios de todo el mundo que se dirigían a la joven empresaria para que les organizara, fiestas, cumpleaños y eventos ligados con la Mostra del Cine o la Bienale del Arte. Precisamente, una de las bodas famosas que organizó fue la de Morata con la modelo veneciana Alice Campello en el 2017.

La hipótesis de suicidio se abrió paso enseguida, porque desde hacía poco tiempo Eleonora Rioda sufría graves problemas de salud, que se habían agudizado en las últimas semanas, debilitando fuertemente su físico. En una nota con pocas líneas, secuestrada el martes por los carabineros, dejó explicada a su familia las razones de su decisión para salir de escena en el día de Pascua.

«Era maravillosa. Cuando escuchaba las exigencias de los clientes, enseguida encontraba la solución perfecta», afirman amigos y colegas, que recuerdan hoy su tenacidad y cualidades profesionales, su cuidado por los mínimos detalles, la pasión por su trabajo y por su ciudad. Comenzó a trabajar en las organización de viajes de lujo como tour operador para la agencia Abercrombie & Kent. Después de un periodo como manager en Holanda para el grupo DMC, regresó a Venecia, que conocía como la palma de su mano, para fundar en el 2009 su propia agencia: «Venice First», dedicada a la organización de eventos y grandes fiestas, colaborando con los hoteles más lujosos de la ciudad de los canales como el Cirpiani, San Clemente Palace o el Marriot Venice Resort.

Al poco tiempo se ganó una sólida reputación en ese sector, hasta el punto de ser citada en las revistas Vogue, Elle y Brides por su brillantez en el muy reducido número de los «wedding planner» más solicitados a nivel mundial. Precisamente en el Marriot organizó la boda de Alvaro Morata y Alice Campello, tras la ceremonia nupcial en la basílica del Redentor. Pero la fiesta de Morata y Campello, con ser sonada, poco tuvo que ver con la faraónica y costosísima boda que en el mismo hotel organizó en el 2011 para Vinita, la hija de un magnate indio Pramod Agarwal: 72 horas seguidas de fiesta para 800 invitados, sin límite de gastos, con Shakira en concierto y dos elefantes asiáticos. Una boda espectacular de 20 millones de euros, que aún se recuerda en Venecia.

El gran objetivo de Eleonora fue, como ella misma decía, «hacer felices a sus clientes». Pero, según cuenta la prensa local, no pudo vencer a su enfermedad y prefirió marcharse en silencio, con la misma discreción con la que durante años se había movido entre la jet set.