«Let Girls Learn», la asociación de Michelle Obama que defiende el derecho a la educación de las niñas

La Primera Dama ya ha mostrado en el pasado su compromiso con las más pequeñas, como cuando participó en la campaña «Bring Back Our Girls» en 2014

ABC.ES
MADRIDActualizado:

Michelle Obama llegará este miércoles por la tarde a Madrid acompaña por sus hijas Malia y Sasha y por su madre. Durante esta visita, que ha generado una fuerte expectación en nuestro país, la Primera Dama estadounidense presentará el proyecto de «Let Girls Learn» («Dejemos que las niñas aprendan»), asociación que lucha por garantizar el derecho a la educación de las menores de edad de todo el mundo. Un acto en el que estará acompañada por la Reina Letizia.

La asociación «Let Girls Learn» nació como un proyecto impulsado de forma conjunta por el matrimonio Obama en marzo de 2015. La página oficial del proyecto detalla sus objetivos, consistentes, por citar algunos ejemplos, en «fomentar un entorno propicio para la educación de las adolescentes», incluso «en zonas de conflicto o en crisis». El propósito final consiste en dotar a las jóvenes de las herramientas necesarias para reivindicar su papel en la sociedad y poder tomar sus propias decisiones de manera independiente. Los argumentos no parecen dejar lugar a dudas: es un hecho que los países con más porcentaje de niñas en la enseñanza secundaria presentan tasas menores de mortalidad post parto, mortalidad infantil, casos de VIH, además de mejores porcentajes de nutrición infantil, según la Casa Blanca. A pesar de ello, más de 62 millones de niñas en todo el mundo no van a la escuela.

Históricamente, las primeras damas estadounidense han puesto en marcha proyectos o asociaciones destinadas a mejorar la sociedad. Uno de los casos más conocidos es el de Eleanor Roosevelt, esposa del presidente Franklin D. Roosevelt (que ostentó el cargo entre 1933-1945), comprometida con el rescate de intelectuales perseguidos por el nazismo y atrapados en Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Michelle Obama ha seguido esa tradición, incorporando sus inquietudes personales a su labor. No es la primera vez que muestra su preocupación por el binestar de las más pequeñas. En abril de 2014, tras el secuestro de más de 200 menores por el grupo terrorista Boko Haram en la localidad nigeriana de Chibok, participó en la campaña impulsada en redes sociales «Bring Back Our Girls» («Devolved a nuestras niñas»).