GTRES

Gérard Depardieu, acusado de violación y agresión sexual

El abogado del actor, Herné Temime, ha negado las acusaciones a través de un comunicado: «Estoy convencido de que se reconocerá su inocencia»

ParisActualizado:

La Fiscalía del Tribunal ha abierto una investigación preliminar por presuntos cargos de violación y agresión contra Gérard Depardieu (69 años), tras una denuncia presentada por una joven actriz de 22 años.

Tras la investigación preliminar, la justifica deberá decidir si inculpa o no inculpa oficialmente a uno de los actores más célebres de Francia. Hervé Termine, abogado de Depardieu, niega toda agresión y toda violación, pidiendo que se espere a que la justicia reconozca rápidamente la inocencia del actor, cuyo agente, Bertrand de Labeey, considera «totalmente imposibles» los presuntos delitos, que considera «fuera de lugar».

Según la emisora RTL, la primera cadena radiofónica de Francia, una actriz joven presentó el pasado día 27 de agosto una querella contra Depardieu en Aix-en-Provenza, en la Provenza, al sur de Francia.

Según las filtraciones de la denuncia, los presuntos delitos de abusos, agresión y violación pudieron ser cometidos entre el 7 y el 13 de agosto, en uno de los domicilios parisino de Depardieu, residencias cuyos libros autobiográficos son una mal explorada de situaciones escabrosas. El actor ha llegado a confesar, en alguna ocasión, que llegó a prostituirse (con hombres) para hacer frente a una vida pobre y difícil.

Tratándose de Depardieu, no es fácil saber dónde comienza la «truculencia» de su imaginación y la realidad de muchos despropósitos, presumidos o reales. Depardieu llegó a «convertirse» al Islam durante un par de años, tras escuchar el emotivo concierto de una cantante egipcia. Más tarde, confesó una admiración «sin límites» por San Agustín.

En el terreno político, Depardieu ha sido sucesivamente admirador frenético de François Mitterrand, Nicolas Sarkozy y Vladimir Putin.

Vida sentimental

Nacido en el seno de una familia de actores sin mucho éxito, Depardieu ha tenido una vida sentimental variadísima y «compleja».

Contrajo un primer matrimonio con la actriz Élisabeth Guignot, madre de dos de sus hijos. La actriz y escritora Karine Silla le dio una tercera hija, antes de comenzar una larga relación con otra actriz famosa, Carole Bouquet, previa a un nuevo «noviazgo» con Hélène Bizot, madre de otro hijo.

A esas relaciones conocidas y «repertoriadas» es necesario añadir un rosario mal explorado de aventuras ocasionales, indisociables de una vida muy prolija en excesos de comida y bebida, que terminaron precipitando graves y crecientes problemas de salud.

Desde hace años se prestaba a Depardieu una relación «estable» con Clémentine Igou, una antigua estudiante de literatura, reconvertida en el negocio de los vinos franceses e italianos, en Toscana. El actor también tiene viñedos y propiedades agropecuarias, no solo en Francia, sin abandonar nunca su carrera de gran actor internacional.

Tras un físico «pantagruélico» y un amor desmedido por la gesticulación más truculenta, se presta a Depardieu una sensibilidad extrema. La joven que lo acusa de agresiones y violación trabajó con el actor durante varias semanas a primeros de agosto.

El abogado defensor de Depardieu dice que hay que esperar a que la instrucción preliminar pueda realizarse con rapidez, para poder probar su inocencia absoluta. Si la fiscalía decidiese que existen motivos razonable de duda y sospecha, Depardieu sería entonces oficialmente inculpado, iniciándose un procedimiento previsiblemente largo y espectacular.