Paloma San Basilio

Galindo, el último fichaje de «My Fair Lady»

Por Beatriz CORTÁZAR
Actualizado:

Más bajito y mayor que Paloma San Basilio. Esos dos requisitos son fundamentales a la hora de buscar el actor que interpretará en el musical «My fair lady» al padre de la protagonista, la citada San Basilio, quien el próximo otoño reaparecerá en la cartelera española con ese musical junto a José Sacristán, con quien tan buenos frutos obtuvo en «El hombre de La Mancha». Varios nombres se barajan estos días pero dos son los que suenan con más énfasis en círculos del mundo del espectáculo: Galindo y Alberto Closas Jr. El primero, uno de los marciano de Sardá, desde luego es más bajito y mayor que Paloma, de ahí que tenga hoy todas las papeletas. El segundo, Closas, gusta mucho pero no acaban de decidirse. Mientras deshojan la margarita, Paloma San Basilio anuncia que, tras más de cinco años de ausencia en Nueva York, se presentará en un concierto el próximo 12 de mayo en un teatro situado en el corazón de la comunidad dominicana de esa ciudad. San Basilio presentará temas de su nueva producción discográfica, «Escorpio», que hoy sale al mercado.

EL PACTO FAMILIAR

Una promesa de las que se cumplen es la que ha hecho Carmen Sevilla a su hijo Augusto Algueró Jr. para que la actriz no anuncie a los medios de comunicación la fecha exacta del día de la boda de Algueró y su novia Marta. Como ya publiqué en esta columna hace varias semanas, la Sevilla ya tiene a punto el vestido de madrina que lucirá en la ceremonia religiosa y que le ha diseñado su buen amigo el modista Juan Rufete, quien mejor la viste y entiende. Carmen ya tiene el modelo y además ha recuperado unos pendientes que empeñó hace mucho y que pertenecieron a su abuela. Aunque ellos siguen con su pacto, fuentes cercanas aseguran que el enlace se celebrará a primeros de junio y que será totalmente íntimo y sin ninguna exclusiva.

UN HERMANO QUE FUE CHÓFER DE BORRELL

Parece que en la sede socialista de Ferraz las carcajadas se oyeron por todos los pasillos tras reconocer a uno de los integrantes del concurso «Gran hermano», el último que llegó, el tal Roberto, al que todos quieren sacar de la casa, fue años atrás el chófer particular del ex ministro José Borrell.