Franciska asegura que el padre de su hija Rebeca es Jesús Hermida

La cantante desveló hace unos años a ABC que mantuvo una relación de cuatro años con el fallecido periodista

MADRIDActualizado:

El triste fallecimiento de Jesús Hermida, considerado uno de los mejores periodistas de la televisión, el 4 de mayo de 2015 a los 77 años tras sufrir un derrame cerebral, dejó huérfanos a miles de seguidores, pero también a la ex chica yé-yé más temperamental y madre de la cantante Rebeca, Franciska (79 años).

Como desveló en exclusiva en ABC, la artista mantuvo una relación de cuatro años con el periodista a finales de los 60, a raíz de que Hermida fuese fichado como corresponsal de TVE en Nueva York. Fue una relación a distancia, ya que ambos estaban muy centrados en sus respectivas carreras. «Nos veíamos entre viaje y viaje», recuerda la artista.

La cantante Franciska en un posado para ABC realizado en 1970
La cantante Franciska en un posado para ABC realizado en 1970 - ABC

Por aquel entonces, Hermida estaba casado con María Nieves y, como aseguró a la Casa en su momento, el periodista siempre le dejó claro sus intenciones: «'Yo estoy casado y tengo hijos'. Era una forma de dejar claras las cosas entre nosotros. Él adoraba a sus hijos, lo eran todo para él», explica la veterana cantante.

Lo que se desconocía es lo que acaba de revelar la artista. Al parecer, asegura a la publicación «Jaleos» que el padre de su hija Rebeca el mismísimo Hermida. El fallecido periodista nunca llegó a conocer esta revelación, ya que el día que quiso contárselo, él tenía planes con su familia y, finalmente, decidió no decirle nada. «Quise insinuárselo, pero me dijo que si había ido a contarle mi vida que no lo hiciera porque no estaba de humor. Le dije que había ido a verle porque me hacía mucha ilusión. Me cortó diciéndome que le estaban esperando. Lógicamente ya no le dije que estaba embarazada. Él siguió escribiéndome pero ya para mí había terminado todo», cuenta a la misma publicación.

Nunca quiso desvelarlo para no hacerle daño, sentía una gran admiración y cariño por él, además de que siempre intentó proteger a su marido, José María Pous, fallecido recientemente, y a su hija. Rebeca se niega a hablar de este asunto como bien dice su madre: «Nunca me ha preguntado, ni lo quiere saber. Se niega a hablar de este tema».