Finito de Córdoba, absuelto
Finito de Córdoba con su mujer, Arancha del Sol. / Sevillapress

Finito de Córdoba, absuelto

BEATRIZ CORTÁZAR
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ha sido en el quinto procedimiento (los cuatro anteriores llegaron con errores de forma) cuando se ha dictado sentencia desestimando la demanda que se había interpuesto contra el torero Finito de Córdoba por no torear en la plaza de Melilla el día 2 de septiembre del año 2005.

Este proceso judicial, que es toda una novedad en el mundo taurino dado que no es habitual que un empresario denuncie a un matador, se acaba así salvo que el denunciante, José Antonio Tebar, quiera apelar el fallo. Según me explica el abogado del diestro, Joaquín Moeckel, ese día Finito se resintió de una operación de tobillos que le habían realizado dos meses antes. Su ausencia llegó avalada por un justificante médico que argumentaba la imposibilidad de torear esa tarde, aunque la víspera sí lo hizo en Torremolinos y dos días después en Palencia. La única corrida suspendida fue la del día 2, tiempo que necesitó para tratar la dolencia con el fisioterapeuta. «No pueden alegar que no queríamos ir a Melilla puesto que teníamos los billetes de avión y el hotel reservados», me explica el letrado del diestro. A Finito le reclamaban 70.000 euros por esa demanda de la que ha sido absuelto.

También al despacho de Garrigues ha recurrido el ya marido de la modelo y actriz Marisa Jara, Chente Gómez Escribano, tras las informaciones aparecidas en algunos medios donde le relacionan con ciertos casos de estafa a raíz de unos conciertos que organizó en México. Su idea es no contestar a esas noticias y dejar que sean los letrados los que digan la última palabra. Chente no está dispuesto a que nadie le amargue la felicidad que tiene tras su boda. Por cierto, la pareja busca ya casa en Miami, donde piensan instalarse. Y, aunque de esta boda puede que no salga otra, sí hubo quien triunfó y por partida doble. Muñoz Escasi tiene la respuesta.