El Duque de Edimburgo junto a la Reina Isabel II, el pasado mes de junio
El Duque de Edimburgo junto a la Reina Isabel II, el pasado mes de junio - GTRES

Felipe de Edimburgo, su primer año en la sombra

El marido de la Reina Isabel II se retiró de la vida pública hace 365 días, tiempo en el que ha sido intervenido por una operación de cadera

MadridActualizado:

Una vida entregada a tu país, al que comúnmente uno se refiere como «su pueblo» es un oficio que suele pasar factura. El Duque de Edimburgo (97 años), marido de la Reina Isabel II (92 años), se retiraba hace justo un año de la vida pública argumentado razones de salud y edad.

«No aguanto más», fueron sus palabras exactas, un broche más que inquietante a los 65 años que ha permanecido junto a la monarca británica. «Con este desfile (el de los “Marines reales” en el Palacio de Buckingham) concluirá el programa individual de su Alteza Real, aunque podría escoger acudir a algunos eventos junto a la reina de ver en cuando», rezaba el comunicado oficial emitido por uno de los portavoces oficiales.

En este tiempo, son contadas las ocasiones que Felipe de Edimburgo se ha dejado ver, sobre todo desde que el pasado mes de abril fue ingresado para someterse a una operación de cadera. El hospital londinense King Edward VII fue testigo de la entereza que caracteriza al «duque de hierro».

Compromisos familiares

A pesar de su discrección durante su recuperación, sabía que tenía una cita ineludible: el enlace de su nieto, el Príncipe Harry, con la exactriz Meghan Markle. El Duque asistió a la gran boda real del año sin mostrar un ápice de debilidad, esa que le ganó el día del bautizo de su bisnieto, el Príncipe Luis.

Aunque desde esta sonada ausencia -ya que tampoco asistió la Reina-, son muchos los medios que han empezado a especular sobre el empeoramiento de su salud, el palacio de Buckingham asegura que Felipe de Edimburgo se encuentra bien y, que la decisión de no asistir al bautismo del tercer hijo del Príncipe Guillermo y Kate Middleton fue algo que ya esta acordado con los Duques de Cambridge.

Compromisos oficiales

A día de hoy, Felipe de Mountbatten, conde de Merioneth es patrón, presidente o miembro de más de 780 organizaciones, hecho que le sigue vinculando de manera indirecta a sus labores sociales, aunque no con un «papel activo». Junto a su esposa, quien lo define como «mi roca», forman la pareja más longeva en la historia de la monarquía británica.

Sus 70 años de matrimonio avalan la fidelidad que se profesan, dato revelador que ha hecho que la Reina también reduzca su compromisos oficiales. Su marido cerró su agenda con un total de 22.191 actos oficiales y 5.493 discursos, hecho que sitúan al «hombre de hierro» como uno de los miembros de la realeza más activos del Reino Unido.