Familia Real danesa
Familia Real danesa - REUTERS

Federico de Dinamarca pierde el miedo a ser rey

El Príncipe Heredero, que cumple 50 años, asegura que se siente preparado para subir al trono

Berlín Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Convertirse en rey no es algo que suceda de un día para otro, pero llegado su 50º cumpleaños, el 26 de mayo, Federico de Dinamarca se siente preparado. Así lo ha expresado él mismo en el documental «Min vej» (Mi camino), emitido por la televisión danesa con motivo del aniversario y en el que confiesa que sintió miedo de niño, cuando comprendió cuál era su destino, pero que desde que se casó en 2004 y con su trayectoria posterior, «me siento seguro para asumir mi responsabilidad».

«Vi mi vida apagarse, entendí que tendría que comportarme siempre como un completo adulto. Fue muy incómodo. Sobre todo porque no había mucha gente que pudiera explicarme lo que eso suponía», se ha sincerado el príncipe sobre su adolescencia en el documental para el que un equipo de TV2 lo ha seguido durante el último año en su día a día. «Me angustiaba no haber hecho las cosas que se supone que a esa edad un chico joven ha experimentado», ha confesado, volviendo la vista a su primogénito, que cumplirá 13 años el próximo mes de octubre y uno de sus acompañantes y competidores en la carrera de cumpleaños que centra los eventos populares de la celebración. «Si Cristian me preguntara por su futuro, le explicaría sin rodeos lo que a mi modo de ver supone ser rey, sin asustarle», dice ahora Federico desde su actual seguridad, «le explicaría que no es fácil, pero que no hay nada que temer».

En realidad se trata de una serie de cinco carreras por varias ciudades del país, reunidas bajo el título «Royal Run» y a las que se han apuntado unos 70.000 daneses, entre ellos, por supuesto, el príncipe Federico, que celebra su cumpleaños haciendo lo que más le gusta, correr. También su mujer, Mary de Dinamarca, que se unió a él para correr diez kilómetros en Odense. Sus hijos Cristian, Isabella, Vincent y Josephine de Dinamarca, también han participado y se han convertido en los mejores animadores de su padre.

Además de las carreras, el sábado se celebrará una gran gala en la que se esperan invitados de otras casas reales. El Rey Carlos Gustavo y la Reina Silvia de Suecia han confirmado su llegada. El Príncipe heredero Haakon y la Princesa heredera Mette-Marit llegarán desde Noruega, así como el gran Duque Enrique de Luxemburgo y su esposa, la gran Duquesa María Teresa. Asistirán todos a la fiesta en Christiansborg. También el Rey Guillermo Alejandro y la Reina Máxima de Holanda, buenos amigos de Federico, viajarán a Dinamarca. Los Reyes de España, sin embargo, se han excusado alegando que tenían ya programado un acto para esa fecha.

Vacaciones polémicas

Las celebraciones tienen lugar en medio de intensos rumores, sobre todo desde que, en abril, quedó instalado en la Capilla Sankt Birgitta,s en Roskilde Domkirke, el que será el sarcófago de la Reina Margarita de Dinamarca, junto a casi 40 reyes y reinas daneses que se remontan desde la Edad Media hasta ahora, incluidos sus padres, el Rey Federico IX y la Reina Ingrid. Según la revista «Tæt På», la Reina Margarita habría decidido ceder el trono a su hijo en agosto, a sus 78 años y tras la muerte de su marido, Enrique, hace tres meses. Algunos expertos en la casa real danesa descartan tal posibilidad y otros apuntan a desavenencias familiares que podrían arruinar ese plan, después de que el pasado 16 de abril llamase la atención la ausencia de Federico en el cumpleaños de Margarita. Cuando la Reina salió al balcón de palacio para saludar a la multitud estaba acompañada por sus dos nueras y sus ocho nietos, pero sólo apareció junto a ella uno de sus hijos: Joaquín. Federico se encontraba de vacaciones junto a tres amigos en el sur de Groenlandia, precisamente, en la fiesta que marcaba el final del período de duelo por su padre y en un viaje muy criticado en Dinamarca por su precio. Una semana de heliesquí en Groenlandia cuesta unos 15.000 euros.