Famosos que superan la «crisis» con los enfrentamientos televisivos

EP | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Este verano la actualidad rosa la ha marcado la televisión, los programas resultan ser una plataforma perfecta para los numerosos enfrentamientos de los personajes más 'top cañeros'.

Parecía que coincidiendo con la crisis económica que atravesamos podríamos caer en el aburrimiento y en la desidia con los contenidos rosas, se ha descubierto que las altas temperaturas estivales se combaten a la perfección con las disputas, los enfrentamientos encarnizados y los continuos dimes y diretes que se profesan algunos famosos.

Muchos de ellos, por no decir la mayoría de los que vemos cada día y noche consiguen mantenerse a base de buscar minuciosamente el punto débil de el que se sienta enfrente para asegurarse la polémica y captar así la atención del telespectador.

Hay que reconocer que la fórmula funciona y que algunos son maestros en este arte de entretener aunque en el fondo no desplieguen ni un ápice de cultura en sus extensos discursos.

Es fácil quedarte pegada a la pantalla mientras escuchas a Belén Esteban en Sálvame, reconozco que es única, es mordaz y transgresora aunque ella no lo sepa. La de San Blas se gana el sueldo a pulso con sus mensajes a la Campanario, al padre de esta, a Jesulín y al resto de los de Ambiciones.

En los últimos tres meses la Esteban ha vuelto a ser protagonista de numerosas portadas de revistas, eso es porque vende a pesar de escucharle siempre lo mismo sobre su ex y el resto de la tribu de Ubrique. Belén le echa garra escénica, su vena visceral traspasa la pantalla, no escatima en exageración y no quiero decir que sea falsa, todo lo contrario, ella es tan real que casi asusta.

Luego están los enfrentamientos que han protagonizado Pipi Estrada con Jimmy Jiménez Arnau, este último áun se está reponiendo de los golpes que recibió del colaborador. Pipi ha comenzado la guerra contra su ex pareja Miriam Sánchez y la ex actriz porno también se ha puesto pilas para ir contra él, lo que empezó como una disputa en directo en un plató de televisión ha desenvocado en denuncias de por medio que me temo que darán mucho que hablar.

Un capitulo un tanto 'friky' es el que representa Falete con su ex Isaac, ese chico ambiguo de Sevilla con el que iba a contraer matrimonio, (y digo ambiguo porque no le encuentro definición posible) . Un falso secuestro, posibles infidelidades con mujeres, engaños, mentiras y problemas económicos llevaron al traste semejante unión matrimonial.

Isaac ha conseguido restarle protagonismo al artista, últimamente sale más en la tele que el propio Falete, y este está que trina. Además dudo que este escándalo de tercera le haya beneficiado en su carrera como cantante.

Y a esta lista de enfrentamientos televisivos es de justicia añadir una que se remonta a muchos años atrás y que en estas semanas ha vuelto con más fuerza que nunca; la de Kiko Matamoros con su hermano Coto. El primero está depre porque quiere reconciliarse con Makoke, su mujer y madre de su hija, y el segundo acaba de ingresar en prisión por no cumplir con los pagos de pensión a su hija, bien podría haberlo hecho con lo que ha ganado en televisión. Hace dos meses que Coto anunció su intención de suicidarse, cosa que no cumplió y de lo que nos alegramos. Eso sí, antes de entrar en la cárcel se pasó unas buenas vacaciones en Tailandia disfrutando de los mayores placeres de este exótico país, más que nada por lo que pudiera pasar a su vuelta. C'est la vié (para algunos).