Tom Cruise y John Travolta, entre los famosos que dieron «el sí» a la Cienciología
Tom Cruise, en Madrid, inaugurando la sede de la cienciología en Madrid - reuters
DIVORCIO CRUISE-HOLMES

Tom Cruise y John Travolta, entre los famosos que dieron «el sí» a la Cienciología

La lista de «celebrities» que profesan la cienciología en EE.UU. crece cada vez más. En España entró a formar parte del Registro de Entidades Religiosas en 2007

Actualizado:

El goteo de famosos que sucumbe a los encantos de la cienciología es constante. Tildada de secta por detractores y puristas de la filosofía y las religiones, sus componentes se afanan a una doctrina que causa furor entre las adineradas estrellas de Hollywood. La Cienciología se ha vuelto a colocar en primera línea de la actualidad a raíz del divorcio de Tom Cruise y Katie Holmes. La esposa del protagonista de «Nacido el 4 de julio», denuncia que los cienciólogos le acosan y espían, achacando su ruptura a las férreas directrices a las que le sometía su marido, absorto por las charlas de autoayuda y estilo de vida que dicta la institución.

Como ellos, el matrimonio formado por John Travolta y Kelly Preston también dieron el sí a la Cienciología, una institución que, lejos de decrecer, aumenta sus seguidores cada día y multiplica sus propiedades conforme va captando a sus adeptos. Su iglesia goza de una amplísima presencia en Hollywood y todo aquel que visita Los Ángeles puede dar fe de ello: de su exclusivo centro para «celebrities», muy céntrico en Hollywood. Solo allí posee siete históricos inmuebles valorados en 300 millones de dólares (240 millones de euros) y en el Estado de Los Ángeles, en total, tiene 26.

Sus charlas de autoayuda sobre cómo mejorar el estilo de vida y superar trances también han convencido a otros conocidos artistas como Kristie Alley, de «Mira quién habla» (como su compañero de reparto, Travolta, citado anteriormente), Juliette Lewis, ex de Brad Pitt, Lisa Marie Presley o Danny Masterson.

En España, la Cienciología fracasó durante años en su intento de inscribirse en el Registro de Entidades Religiosas después de que el Tribunal Supremo fallara negativamente hace ahora 22 años. La sede de la cienciología la inauguró Tom Cruise en 2004 en la calle de Santa Catalina, muy próxima al Congreso de los Diputados. Y fue en en diciembre de 2007 cuando, finalmente, consiguió entrar a formar parte del Registro bajo la denominación de «Iglesia de Scientology».