Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo
Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo - ABC

Divorcios de famosos que aceptó la Iglesia

En España son muchos los rostros conocidos que han solicitado la nulidad matrimonial para poder casarse de nuevo por el rito de la Iglesia

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Una de las reformas más comentadas realizadas por el Papa Francisco fue la modificación del código de Derecho Canónico para evitar que, ante la complejidad y los costes de un proceso de nulidad matrimonial, los católicos se abstuvieran de verificar la validez del sacramento y lo rompieran sin más por la vía de los hechos. Su intención no era la de «favorecer la nulidad de los matrimonios, sino la celeridad de los procesos».

En España son muchos los rostros conocidos que han solicitado la nulidad matrimonial para poder casarse de nuevo por el rito de la Iglesia. Algunos de los casos más destacados son:

1234567
  1. Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo

    Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo
    Fran Rivera y Eugenia Martínez de Irujo - Archivo ABC

    Tuvo que casarse por lo civil puesto que su entonces pareja, Fran Rivera, no había conseguido la nulidad matrimonial, sin embargo Lourdes Montes no perdió la esperanza y esperó con impaciencia la nulidad matrimonial de su esposo para pasar por la Iglesia y volver a casarse. «Ya se tiene que es lo importante. Tener la oportunidad de cumplir con mi fe y casarme con la mujer que realmente me ha vuelto loco…», declaraba el torero en una entrevista recogida por la revista ¡Hola! En marzo de 2014.

    Francisco Rivera junto con su actual mujer, Lourdes Montes
    Francisco Rivera junto con su actual mujer, Lourdes Montes - ROCIO RUZ

    Dos meses después de contraer matrimonio por segunda vez, se desvelaron en distintos medios algunos aspectos de la demanda de nulidad eclesiástica que el diestro presentó ante el Tribunal de la Rota en 2009, para romper definitivamente su unión con Eugenia Martínez de Irujo, con quien se casó en una multitudinaria boda en Sevilla en 1998. Una decisión a la que nunca se opuso la hija de la duquesa de Alba, pero sí a reconocer cualquier aportación personal en su contra, por lo que a Francisco no le quedó más remedio que echarse a la espalda todo el fracaso de la relación, presentándose ante las autoridades eclesiásticas como un hombre poco dado a la familia, desvelando determinados aspectos controvertidos de su matrimonio y asegurando que su desestructurada infancia le marcó de tal manera que le convirtió en un hombre incapaz de asumir un compromiso.

    «Soy un conquistador insaciable, incapaz de cumplir con mis obligaciones en la pareja», desvelaba, al tiempo que admitía sus errores durante el noviazgo y el posterior matrimonio con Eugenia, con la que, según él, se casó porque no le quedó otra salida. La presión mediática y también la de su novia le llevaron a pasar por la vicaría pese a los consejos de su círculo más próximo, incluida su madre, Carmina Ordóñez, que el día antes de la boda le dijo que aún estaba a tiempo de salir corriendo, tal y como consta en la documentación presentada ante el tribunal eclesiástico.

    Rivera relata que, ya convertidos en marido y mujer, toda la relación estuvo marcada por las faltas de respeto, broncas diarias, celos, su falta de compromiso y sus infidelidades, lo que desembocó a los pocos meses del nacimiento de su hija Cayetana en la separación de la pareja. Según la versión del diestro, su matrimonio duró apenas un año y medio, separándose en 1999, y no en 2002, que fue cuando se anunció públicamente.

  2. Isabel Preysler

    Isabel Preysler y Julio Iglesias
    Isabel Preysler y Julio Iglesias - Archivo ABC

    Isabel Preysler logró que los tribunales eclesiásticos le concedieran la nulidad hasta en dos ocasiones, en sus respectivos matrimonios con Julio Iglesias y Carlos Falcó.

    Su primer marido, Julio Iglesias, con el que se casó el 29 de enero de hace 46 años, con tan solo 19 años. Por aquel entonces él era un exfutbolista y ella, la hija de una buena familia de Manila que estudiaba Secretariado Internacional. Con el tiempo llegaron sus tres primeros hijos: Chabeli (en 1971), Julio José (en 1973) y Enrique (en 1975). Sin embargo, la discordia tampoco tardó en aparecer y el divorcio llegó en 1978. En 1979 anulaba su primer matrimonio con Julio Iglesias en el tribunal de Brooklyn (Nueva York) para casarse con Carlos Falcó en 1980.

    Isabel Preysler con Carlos Falcó y Miguel Boyer, cuando aún era la esposa del primero
    Isabel Preysler con Carlos Falcó y Miguel Boyer, cuando aún era la esposa del primero - Archivo ABC

    Tras él, Preysler siguió su vida con el marqués de Griñón, con el que se casó y con el que tan solo estuvo cinco años y con el que consiguió la nulidad matrimonial, de nuevo, en esta ocasión en Rota (Madrid).

  3. Cayetano Rivera y Blanca Romero

    Cayetano Rivera y Blanca Romero
    Cayetano Rivera y Blanca Romero - Archivo ABC

    Cayetano Rivera y Blanca Romero estuvieron casados durante tres años. De su unión nació Lucía, una niña que Blanca tuvo a los 21 años, en su etapa de modelo en París, y a la que el diestro reconoció legalmente y dio sus apellidos. La ceremonia se celebró en la iglesia de San Pedro de Gijón, de donde era la novia. Cayetano llegó del brazo de su madre y madrina, Carmen Ordóñez, y Blanca hizo lo propio vestida por el mismísimo Karl Lagerfeld. Allí estuvo toda la alta sociedad española. La relación entre la actriz y el torero siempre fue ejemplar, tanto es así que la noticia de su separación en el año 2004 sorprendió a toda la prensa nacional.

    En 2009, el diestro solicitó la anulación del matrimonio ante el Tribunal Eclesiástico de Madrid. Cuatro años tardó la Iglesia en pronunciarse sobre su petición de nulidad eclesiástica. Dos años después el torero volvió a pasar por el altar, en esta ocasión junto a la modelo y presentadora Eva González, con la que se encuentra felizmente casado desde entonces y esperan su primer hijo.

    Cayetano Rivera y Eva González
    Cayetano Rivera y Eva González - Juan Flores
  4. Carolina de Mónaco y Philippe Junot

    Carolina de Mónacoy Philippe Junot
    Carolina de Mónacoy Philippe Junot - Archivo ABC

    Carolina Luisa Margarita Grimaldi, la princesa Carolina de Mónaco, viajó a París para estudiar psicología en la Sorbona, y entre las eternas noches de fiesta, los cruceros, las escapadas a las estaciones de esquí o a las playas más bellas del Mediterráneo, se coló un auténtico depredador, un señor a quien se le conocía en la Costa Azul como el «emperador de la noche»: Philippe Junot. El 25 de agosto de 1977, el Principado anunciaba de manera oficial el compromiso entre este «play-boy» de 35 años y la joven princesa de 19. Cuentan que la aparición de unas fotos muy comprometedoras de la hija de Raineiro y Gracia de Mónaco junto a Philippe Junot en la cubierta de un yate fueron definitivas para el consentimiento. La boda se celebró el 28 de junio de 1978. Su matrimonio duró dos años.

    Los motivos de la sonada ruptura no están claros. En 1980, Gracia de Mónaco supo que su hija, todavía casada, tenía una relación con el tenista argentino Guillermo Vilas. Poco después, llegó la separación, el divorcio y la petición de nulidad matrimonial, que no llegó hasta muchos años después.

    El 1 de junio de 1992, después de más de diez años de batalla legal en los tribunales de la Rota Romana, obtuvo la nulidad eclesiástica de su matrimonio con Philippe Junot.

  5. Rocío Carrasco y Antonio David Flores

    Rocío Carrasco y Antonio David Flores
    Rocío Carrasco y Antonio David Flores - Archivo ABC

    En el verano de 20016, el Tribunal del Arzobispado de Sevilla concedía a Rocío Carrasco la nulidad matrimonial con Antonio David Flores. Tras lo cual se casó de nuevo por la Iglesia con Fidel Albiac. La sentencia alegaba «grave defecto de discreción de juicio acerca de los deberes y derechos esenciales del matrimonio que mutuamente se han de dar y aceptar por parte de ambos contrayentes», o lo que viene a ser lo mismo, que Rociíto y Antonio David desconocían las obligaciones de casarse. Rocío Carrasco aseguró que no había tenido ningún trato excepcional ni ventaja: «He seguido los procedimientos normales y se han agotado los plazos. Se conceden montones de nulidades y nadie sabe nada cuando no hay personas conocidas implicadas», explicó en su día en una entrevista ofrecida por una conocida revista del corazón.

  6. Rocío Jurado y Pedro Carrasco

    Rocío Jurado y Pedro Carrasco
    Rocío Jurado y Pedro Carrasco - Archivo ABC

    Pedro Carrasco era conocido por sus logros en el mundo del boxeo cuando conoció a la cantante de flamenco Rocío Jurado.

    El día 22 de mayo de 1976 Carrasco y Jurado contraían matrimonio, fruto de esta unión nació el 29 de abril de 1977 su única hija, Rocío. Después de varios altibajos en el matrimonio, se separaron en 1986 y el 11 de noviembre de 1989 ratificaron el convenio de separación matrimonial de mutuo acuerdo, ratificado por la juez de Alcobendas en marzo de 1993.

    Al año siguiente, en junio de 1994, se produjo la segunda sentencia favorable en la nulidad matrimonial por el tribunal eclesiástico de Sevilla. Separado de la cantante, en diciembre de 1991 el exboxeador conoció a Raquel Mosquera, con la que inició una relación sentimental justo un año después. Contrajeron matrimonio el 31 de agosto de 1996 en la iglesia de Alosno (Huelva).

    Pedro Carrasco y Raquel Mosquera
    Pedro Carrasco y Raquel Mosquera - Archivo ABC

    Por su parte la cantante se enamoró del torero José Ortega Cano con el que contrajo matrimonio el 17 de febrero de 1995 en la finca 'Yerbabuena', en el término de Castilblanco de los Arroyos, en Sevilla.

    Rocío Jurado y José Ortega Cano
    Rocío Jurado y José Ortega Cano - Archivo ABC
  7. Alfonso de Borbón y Carmen Martínez-Bordiú

    Alfonso de Borbón y Carmen Martínez-Bordiú
    Alfonso de Borbón y Carmen Martínez-Bordiú - Archivo ABC

    El Tribunal de la Rota de España, dependiente de la Iglesia Católica, concedió a finales de 1986 la anulación matrimonial a Alfonso de Borbón y María del Carmen Martínez-Bordiú, nieta del general Franco. La causa para la anulación fue la «inmadurez psicológica» de María del Carmen Martínez-Bordiú en el momento de contraer matrimonio. Gracias al apartado segundo del canon 1.095 del actual Código de Derecho Canónino que dice que son incapaces de contraer matrimonio «quienes tienen un grave defecto de discreción de juicio acerca de los derechos y deberes esenciales del matrimonio que mutuamente se han de dar y aceptar», la nieta del generalísimo y el joven Borbón obtuvieron la nulidad.

    La pareja estuvo casada desde el 8 de marzo de 1972 hasta 1979, año en que se separaron. Tuvieron dos hijos: Francisco, más conocido por Fran, fallecido en accidente de automóvil cuando viajaba en compañía de su padre, y Luis Alfonso.

    Poco después de la separación, María del Carmen Martínez-Bordiú Franco se trasladó a París, donde se casó civilmente con el anticuario Jean Marie Rossi, del que tuvo una niña llamada Cinthia.