Despedida íntima al duque de Medinaceli a los 54 años de edad

Familiares y amigos despidieron ayer en la Casa de Pilatos a Marco Hohenlohe-Langenburg y Medina, que será enterrado hoy en la más estricta intimidad

SevillaActualizado:

El XIX duque de Medinaceli falleció la madrugada del viernes a los 54 años en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras una larga enfermedad, según fuentes de la Fundación Casa Ducal. La capilla ardiente fue instalada ayer por la tarde en la Capilla de Casa de Pilatos, adonde acudieron familiares y amigos más allegados para dar su último adiós a Marco Hohenlohe-Langenburg y Medina.

La bandera del ducado de Medinaceli ondeaba a media asta con un crespón negro en la fachada principal de la Casa de Pilatos. Un cartel escrito en español e inglés anunciaba en la puerta: «Hoy 19 de agosto, por defunción, la Casa de Pilatos cerrará a la visita turística a las 15.00 horas. Disculpen las molestias». A las cinco y media de la tarde llegaba a la Casa de Pilatos una corona de flores en nombre del «Duque de Alba y familia», entre las que destacaban anthurium, orquídeas y rosas. A las 18.45 horas entraba en la Casa de Pilatos el coche fúnebre con el féretro de Marco Hohenlohe. Entre las coronas podían leerse las dedicadas por la Fundación Casa Ducal Medinaceli, la de sus hijos Victoria y Alexander y su exmujer Sandra Schmidt-Polex, y una tercera de sus hermanos Pablo y Flavia.

Último adiós

Sus hijos Victoria, de 19 años, y Alexander, de 17 años, llegaron muy afectados a la Plaza de Pilatos acompañados por su madre. Entre las personalidades que acudieron se encontraban Rafael de Medina, duque de Feria; su madre, Naty Abascal, y su esposa, Laura Vecino. Su hermano, Luis de Medina, primo del difunto, colgó una fotografía de Marco Hohenlohe en su Instagram, con la siguiente frase: «Alguien me dijo que los grandes suelen irse antes de tiempo. Descansa en paz. Semana Santa en Casa».

También estuvo Ignacio Medina Fernández de Córdoba, XX duque de Segorbe, presidente de la Fundación Casa Ducal de Medinaceli y tío de Marco Hohenlohe. Entre los amigos que dieron su pésame a la familia estaban el periodista y columnista de ABC Antonio Burgos y su esposa Isabel Herce; el sacerdote sevillano Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, confesor personal de la duquesa de Alba durante sus últimos años de vida; y Tomás Therry.

A las siete se ofició una misa corpore insepulto en la Capilla de la Casa de Pilatos. Además se celebraron misas en sufragio por su alma en el Pazo de Oca, la Capilla del Salvador y en la Basílica de Jesús de Medinaceli en Madrid.

Marco de Hohenlohe-Langenburg y Medina, nació en Madrid el 8 de marzo de 1962. Hijo de Maximiliano von Hohenlohe-Langeburg y Ana de Medina y Fernández de Córdoba, IX Condesa de Ofalia y XIII Marquesa de Navahermosa. Se casó con la alemana Sandra Schmidt-Polex el 1 de junio de 1996, con quien tuvo dos hijos, Victoria y Alexander. Se divorció en 2004 y aunque sus hijos se trasladaron a Alemania, él continúo viviendo en Sevilla. Se trasladó a vivir junto a su abuela en la Casa de Pilatos en 2012 tras el fallecimiento de su madre.

Accidente de tráfico

Meses antes del nacimiento de su primogénita, en septiembre de 1996, sufrió un accidente de motocicleta en Marbella que lo dejó en coma durante una larga temporada y del que arrastró graves secuelas.

Era patrono de la Fundación Casa Ducal de Medinaceli. Los últimos años de su vida se interesó singularmente por la historia de esta Casa, contribuyendo a la descripción y catalogación de su archivo histórico. Entre el patrimonio que protege la fundación se encuentran la Casa de Pilatos en Sevilla, el Hospital de San Juan Bautista, o Taver, en Toledo, el Palacio de Oca en Pontevedra, la Sacra Capilla del Salvador en Úbeda o El Castillo de Sabiote (Jaén). También posee obras de arte de El Greco, Zurbarán y Goya, entre otros.

Heredó el título de duque de Medinaceli gracias al cambio en la legislación española en 2006 que permitía al hijo de mayor edad, ya fuese varón o mujer, recibir el título nobiliario. De esta manera, la madre del Príncipe de Hohenlohe-Langenburg sería la heredera del título que ostentaba por aquel entonces su abuela Victoria Eugenia Fernández de Córdoba, XVIII duquesa de Medinaceli. Pero Ana Medina falleció de cáncer en 2012, meses antes que su madre, por lo que el príncipe Marco heredó directamente de su abuela el título cuando ésta falleció en agosto de 2013. El reconocimiento oficial del primogénito de Ana Medina como duque de Medinaceli se produjo en septiembre de 2014. Tras el fallecimiento del príncipe Marco, la heredera del título será su hija Victoria, de 19 años, actual condesa de Ofalia.

Los Medinaceli descienden directamente del Rey Alfonso X el Sabio, a cuyo heredero, el Infante Alfonso de la Cerda, le fue arrebatado el trono de Castilla de forma ilegítima. La familia posee más de cincuenta títulos nobiliarios -algunos más antiguos que los de la Casa de Alba-, once de ellos con grandeza de España.

El entierro del aristócrata se celebrará hoy sábado en Marbella, en la más estricta intimidad por deseo de la familia.