Fabiola Martinez
Fabiola Martinez - GTRES

Fabiola Martínez desvela cuáles son sus costumbres más íntimas en verano

La mujer de Bertín Osborne, imagen de la firma ORY, cuenta cómo se siente en bañador

MadridActualizado:

Hace unos días quedaba oficialmente inaugurado el verano y con él, la temida prueba por las que todas las personas han pasado alguna vez: probarte el bañador del año pasado y que siga quedando todo en su lugar. Fabiola Martínez, mujer de Bertín Osborne, vuelve a abanderar la firma de trajes de baño ORY.

En una entrevista que la venezolana concedió a «Corazón», ha afirmado que se siente una mujer real en la que no caben los complejos, incluso si se trata de competir con chicas jóvenes, imágenes de otras marcas. «Hay sitio para todos en este momento. Yo prefiero un bañador cómodo con el que sentirme a gusto, ya pasé mi tiempo de lucir biquinis diminutos», ha explicado.

Sin embargo, reconoce que sigue practicando la cultura del top less: «Antes si que hacía top less en la playa, incluso siendo pareja de Bertín, pero ahora ya no. No es por una cuestión física, sino mental». Fabiola asegura que simplemente ya no le apetece y que deja esta práctica para casa, con el fin de evitar tener marcas del bañador, no por el hecho de provocar.

Fabiola Martínez
Fabiola Martínez - GTRES

Su prioridad ahora mismo es su familia y por eso, lo que más valora es estar conforme. «Solo quiero estar cómoda y poder jugar con mis hijos sin estar pendiente de colocarme el bañador cada dos por tres», concluyó Fabiola.

«Amor Mediterráneo»

En la misma entrevista concedida a la revista «Corazón», la venezolana también habla sobre la relación con su marido y cómo es posible que después de casi 12 años juntos todo siga igual. «Las cosquillitas en el estómago de los primeros tiempos se han convertido en admiración, respeto… Eso es lo que da solidez y lo que ha logrado que las "mariposillas" sean diferente», ha explicado.

De hecho, asegura que le encantaría renovar los votos con el cantante y presentador y que hace unos días tuvo la oportunidad y las ganas de hacerlo realidad en una reunión casera a la que acudieron 350 amigos. «Te aseguro que aquella noche los dos volvimos a sentir ese hormigueo de amor», ha manifestado.

Ambos volcados en sus proyectos profesionales, ella en la Fundación Bertín Osborne -que creo que junto a su marido- a la vez que se encarga de organizar los eventos para una empresa del sector inmobiliario y él se la pasa viajando atendiendo sus compromisos. Sin embargo, siempre intentan sacar un hueco para seguir compartiendo momentos.