Shimaa Qasim
Shimaa Qasim - REDES SOCIALES

Exmiss Irak 2015 recibe amenazas de muerte tras el asesinato de la célebre módelo Tara Fares en Bagdad

La maniquí asegura que le advirtieron que ella será la siguiente en morir por su estilo de vida accidental

Actualizado:

El asesinato de la célebre modelo iraquí Tara Fares en una barrio de Bagdad, a plena luz del día, ha conmocionado a medio mundo. Cuando las autoridades aún tratan de investigar qué es lo que ha podido suceder a través de un sospechoso que, al parecer, tienen retenido desde el pasado viernes, una nueva exmiss pide ayuda tras recibir amenezas.

Shimaa Qasim, ganadora del concurso en 2015, aseguró que, tras la trágica muerte de su compañera, le advirtieron que ella sería la próxima debido a su estilo de vida occidental. La modelo, entre lágrimas, ha contado en un vídeo en Instagram (cuenta con 2,7 millones de seguidores en la red social) que ha recibido amenazas de muerte.

«Basta de mandarme fotos y palabras de amenazas. No somos prostitutas, solo intentamos vivir en paz. Si muero no importa, seré una más entre las jóvenes que murieron pero, ¿qué ganarían con mi muerte?», pregunta en el vídeo. Actualmente se encuentra en paradero desconocido, aunque asegura que pronto regresará a Irak porque no tiene miedo. En la grabación también cuenta que Fares no hizo mal a nadie: «No había insultado a ningún chií, ni ofendió a ningún suní, ni hablaba de política. Las mujeres que empiezan a ser conocidas están siendo masacradas como pollos».

El primer ministro en funciones, Haidar al Abadi, reconoció la pasada semana que no descartan la posibilidad de que exista un «plan organizado» después de que, varias mujeres conocidas relacionadas con el mundo de la moda, estén siendo asesinadas en Irak. Asegura que los servicios de inteligencia están investigando todo lo sucedido y no se descarta nada.

Oleada de crímenes

Fares no ha sido la primera mujer asesinada en los últimos meses. Unos días antes de su fallecimiento, Suad al Ali, una conocida activista de derechos humanos, era también liquidada en Basora y el pasado mes de agosto Rafif al Yaseri y Rasha al Hasann, propietarias de dos conocidos centros de belleza en la capital iraquí, murieron en sus casas en extrañas circunstancias con una semana de diferencia. Aunque no hay ninguna confirmación de que los cuatro casos estén ligados, lo que sí es cierto es que es llamativo que todas ellas se hayan hecho muy polpulares en los últimos años por su defensa del papel de la mujer.