Ursula Andress
Ursula Andress - ABC

Los espectaculares 83 años de la primera chica Bond

Fue la portadora del bikini blanco que hizo temblar a James Bond y originó una de las escenas más memorables de la serie de películas del agente secreto británico

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La foto de 1962 en la que Ursula Andress salió del agua durante el rodaje de la película de «James Bond y el Doctor No», de Terence Young e interpretado por Sean Connery y Ursula Andress, fue un antes y un después del sex appeal cinematográfico, que catapultó al bikini en el mundo occidental. Ese emblemático bikini se subastó por 60.000 dólares en 2001, una cifra inusitada para una prenda de baño. Desde entonces, todas las divas del cine han posado en bikini y personajes de la realeza, la aristocracia y el mundo de la moda dejaron su impronta fotográfica en dos piezas. Los bikinis de Bo Derek a comienzos de los años 80 también se convirtieron en inolvidables. La actriz marcó estilo y cambió totalmente el concepto de la moda de baño.

Ursula Andress se convirtió en mito. Fue la pionera del género con una imagen imborrable emergiendo de las aguas en glorioso biquini blanco. Fue la primera chica Bond que lució bikini saliendo de las aguas del Caribe para seducir a James Bond, mientras luchaba contra el Dr. No. Muchas fueron despúes: Jane Seymour, Britt Ekland, Barbara Bach, Lois Chiles, Carole Bouquet, Tanya Roberts, Kim Basinger, Teri Hatcher, Sophie Marceau, Denise Richards... pero solo Ursula Andress destapó la adoración por la mujer al interpretar a una chica peligrosa con un cuchillo en la cintura a la que emularía Halle Berry para enamorar a 007.

Subasta millonaria

La popular actriz, que mantiene su palmito pese a superar ya los 83 años. Consciente de que su fama se la debe al bikini blanco que hizo temblar a James Bond y originó una de las escenas más memorables de la serie de películas del agente secreto británico, no han sido pocas las ocasiones en las que recuerda la escena con la que fue catapultada al estrellato. «El minúsculo traje de baño tuve que hacérmelo yo misma con ayuda de una amiga, porque teníamos unos medios muy escasos y, además, sólo disponía en aquella película de dos trajes, uno de ellos japonés. El bikini ya no lo tengo porque se subastó en la Galería Christie's», reconoció durante una entrevista en 2003. El famoso biquini fue vendido por 57.575 dólares. La prenda fue adquirida por el co-fundador de la cadena de restaurantes Planet Hollywood, Robert Earl, quien pujó por teléfono desde su casa de Nueva York. La prenda se vendió en una subasta de 291 objetos utilizados en las 21 películas que se rodaron sobre el famoso espía.

Durante la entrevista reconoció que ya no se dedicada al mundo del cine, «porque a mi edad tengo que tomarme las cosas con más calma y quedarme en casa pendiente de mi hijo». Desde hace años, la actriz vive refugiada en una villa de campo italiana del siglo VXIII. Apartada de todo y volcada en promover la investigación de la osteoporosis, enfermedad que padece. La actriz guarda en el recuerdo aquellos años en los que se convirtó en una auténtica sex symbol.

Imagen de archivo de la actriz en 2015
Imagen de archivo de la actriz en 2015 - Gtres

Suiza de nacimiento, durante su vida Ursula sedujo, entre otros muchos, a James Dean, Marlon Brando y Elvis Presley, que llegó a regalarle más de 20 canciones inéditas que nunca trascendieron. Provocativa, libre y con una gran personalidad, se casó solo en una ocasión con el director John Derek. Su único hijo, Dimitri (38 años), lo tuvo después con el actor Harry Hamlin, a quien conoció durante el rodaje de «Furia de titanes».