El escándalo de la ministra de justicia francesa

El escándalo de la ministra de justicia francesa

París. Juan Pedro Quiñonero
Actualizado:

La “desaparición” de un anillo ¿de compromiso? de la ministra de justicia, Rachida Dati, de un valor de 15.600 euros, ha precipitado una tragicomedia político-mediática.

La ministra había decidido responder públicamente a las protestas escritas de un colectivo de 534 magistrados que habían denunciado “la incoherencia de la política penal”. Y concedió una entrevista exclusiva al matutino Le Figaro.

La entrevista se publicó con una excelente fotografía igualmente exclusiva, realizada por un reportero gráfico del matutino conservador. La ministra no convenció precisamente a los magistrados que denuncian su política penal. Y, para colmo, L’Express ha revelado que Le Figaro había “maquillado” la mano izquierda de Rachida Dati, haciendo desaparecer un anillo del modelo “Liens”, en oro gris y diamantes, de la marca Chaumet, de un valor de 15.600 euros.

La revelación de L’Express ha atizado una cierta polémica. La redactora en jefe de Le Figaro asume ser la responsable de la “desaparición”: “No queríamos que ese anillo se convirtiese en motivo de polémica. Y decidimos “suprimirlo”, para dar la sola imagen de la ministra”.

El “maquillaje” y la “desaparición” han tenido un automático efecto perverso. Los magistrados interpretan la decisión de Le Figaro como una “prueba evidente” de la “influencia” del gobierno de Nicolas Sarkozy en la redacción del periódico. En las redacciones de la prensa parisina, la “tempestad” del anillo de oro y diamantes atiza otro tipo de especulaciones: el anillo de gran lujo pudiera ser un regalo, una “promesa de compromiso”, del padre, todavía desconocido, del hijo que Rachida Dati dará a luz a primeros del próximo año.