El actor Mario Casas con sus hermanos Óscar , Sheila y Christian en el aeropuerto de Madrid
El actor Mario Casas con sus hermanos Óscar , Sheila y Christian en el aeropuerto de Madrid - KLA

La escalada social y cinematográfica de los hermanos Casas

Siguiendo los pasos de Mario, Sheila, Óscar y Christian también han probado suerte en la interpretación

MadridActualizado:

Cine, televisión, photocalls, campañas publicitarias, fiestas, alfombras rojas... Los hermanos Casas se han vuelto omnipresentes en todos los ámbitos del famoseo patrio. Unidos como una piña, el clan gallego funciona como un perfecto engranaje de (auto)promoción. El pionero en el mundo de la interpretación fue el mayor, Mario Casas (32 años), quien, tras algunas apariciones esporádicas en anuncios, viajó desde Barcelona -donde vivía junto a sus padres y sus tres hermanos- a Madrid para alcanzar su sueño. «Con 16 años Mario dijo que quería ser actor y mis padres le mandaron a Madrid con 18 recién cumplidos. Tuvo mucha suerte porque a los tres meses le cogieron para una telenovela», recuerda su hermana Sheila Casas (30), en conversación con ABC durante la presentación del nuevo Citroën Berlingo.

Óscar y Sheila Casas
Óscar y Sheila Casas - Citroën Berlingo

Eterno galán desde su participación en la serie «Los hombres de Paco», el primero en seguir sus pasos fue su hermano Christian Casas (26), el tercero de la saga familiar, que obtuvo su primer papel en 2005 en la ficción «Abuela de Verano». Tras otros proyectos, en los que siempre hizo papeles secundarios, abandonó el set de rodaje y comenzó a estudiar Económicas en la Universidad Complutense de Madrid, lo que le ha permitido formar parte del equipo de Deloitte Agobados. «Christian es el inteligente y el maduro», confiesa su hermana. «Ni siquiera le gustan las redes sociales. Él va por libre», interviene el cuarto de los hermanos, Óscar Casas (20), quien también participó en «Abuela de verano» con tan solo seis años.

Según la agencia Personality Media, Óscar es, después de Mario, el segundo más popular del clan. Si bien es cierto que el estar bajo la sombra de su hermano ha impulsado su carrera, ahora comienza tímidamente a ser reconocido por méritos propios. Destaca su participación en «Instinto», un thriller erótico protagonizado por Mario Casas y conocido popularmente como el «Cincuenta sombras de Grey español». Todo ello sin abandonar los estudios: «Me gustaría hacer psicología porque ayuda mucho a la interpretación», explica.

La última en subirse al carro de la interpretación ha sido la segunda y única chica. Sheila ha probado suerte en esta industria con su papel en «El Continental». Una serie que comenzó en el prime time de TVE, pero debido a su fracaso pasó a emitirse de madrugada. Esta incursión no le apartará de su verdadera vocación: la abogacía. Hace unos años Sheila abandonó el despacho donde trabajaba para dedicarse en cuerpo y alma a los asuntos de representación primero de Mario y ahora también de Óscar. Un trabajo que realiza con la ayuda de su otro hermano, Christian: «Yo llevo la parte contractual y él los temas administrativos», explica.

Y aún es pronto para saber si el pequeño del clan, Daniel, de tan solo 4 años de edad seguirá los pasos de los hermanos mayores.

Colección de romances

Tremendamente celoso de su intimidad, Mario Casas nunca ha hablado de su vida privada. Desde que el pasado abril se supo que mantenía una relación con la también actriz Blanca Suárez (30), tampoco ha querido confirmar su romance. Los que sí lo han hecho han sido sus hermanos: « Es una niña maravillosa. Estoy muy contenta pero en general lo he estado con todas porque al final es mi hermano y le voy a apoyar», dice Sheila. «Es imposible que te caiga mal», añade Óscar.

Blanca Suárez y Mario Casas
Blanca Suárez y Mario Casas - Daniel Pérez

No es la primera vez que el actor mantiene una relación con una compañera de trabajo. Su romance con Amaia Salamanca surgió cuando rodó «Fuga de cerebros», en 2009. A Amaia le siguió un noviazgo de cuatro años con María Valverde, junto con la que protagonizó «A tres metros sobre el cielo», que los lanzó al estrellato. En 2014 el actor tuvo un flechazo sin final feliz con Berta Vázquez durante el rodaje «Palmeras en la nieve» y ahora le toca el turno a Blanca. Habrá que esperar para saber si es la definitiva.