Ernesto de Hannover recibe el alta hospitalaria y aclara los motivos de su ingreso

El todavía marido de Carolina de Mónaco explica que tuvo que ser operado de urgencia debido a una úlcera duodenal

madridActualizado:

Fue la pasada semana cuando salía a la luz que Ernesto de Hannover (64 años) llevaba dos semanas ingresado en el hospital de Gmunden, en Salzkammergut (Austria) por sus diversos problemas de salud, la mayoría derivados de su afición desmedida a empinar el codo. Se desconocía el motivo de su permanencia en el centro hasta este martes, que ha trascendido el problema del todavía marido de Carolina de Mónaco.

Tras recibir el alta hospitalaria, tal y como asegura el periódico austriaco OÖNachrichten, explicó que tuvo que ser operado de urgencia de una úlcera duodenal por lo que tuvo que pasar dos semanas en cuidados intensivos. Además agradeció al centro todo lo que habían hecho por él. «Es un hospital maravilloso y lo que hacen aquí es increíble», explicaba.

Pese a que asegura encontrarse bien, lo cierto es que las imágenes de su salida del centro no reflejan lo mismo. Ernesto de Hannover aparece con un aspecto bastante desmejorado, mucho más delgado y algo pálido. Unas fotografías que no hacen más que confirmar lo dicho por todos los medios: el delicado estado de salud por el que atraviesa y sus problemas con el alcohol, algo que a su salida quiso desmentir.

Está muy acostumbrado a copar todas las portadas de revistas. Desde los 15 años, edad a la que le retiraron el permiso de conducir de motocicletas después de provocar un accidente, sus salidas de tono solo han hecho más que empeorar. Sus juergas descontroladas y sus devaneos amorosos son una constante en su vida.