Ernesto de Hannover se somete a una cirugía de urgencia

El marido de Carolina de Mónaco ha tenido que ser ingresado en un hospital de Austria por una inflamación en el páncreas

Actualizado:

Ernesto de Hannover actualmente está recibiendo tratamiento contra el cáncer y el hecho de que, a sus 64 años, haya tenido que someterse a una cirugía de urgencia ha causado gran preocupación en Alemania. Su traslado en helicóptero, ya sedado, a la clínica Feldkirch, en Austria, no ha surtido precisamente un efecto tranquilizador. Pero los responsables del centro han hecho saber, a través de un comunicado, que «hay buenas posibilidades de recuperación».

La prensa alemana ha informado que se trata de una pancreatitis aguda. Tras una cirugía de emergencia, el príncipe se mantiene en observación. Su familia y amigos culpan de ello a su estilo de vida inestable y a sus excesos con el alcohol. El jefe de la casa Güelfa, por su parte, señala como causa de estrés y padecimiento las disputas por la gestión del patrimonio familiar, muy particularmente las diferencias que mantiene con su primogénito por la venta del castillo familiar de Marienburg al estado federado de Baja Sajonia. La operación fue negociada durante siete largos años por Ernesto júnior, de 35 años, pero cuando todo estaba preparado para la firma del contrato de compraventa por la simbólica suma de un euro, el Gobierno regional de Baja Sajonia recibió una carta firmada por el propio príncipe Ernesto de Hannover para paralizar el proceso. El todavía esposo de Carolina de Mónaco exige la restitución del castillo y alega que su venta es «ilegal e indigna».

Tratamiento psicológico

En mayo de 2018, el príncipe alemán tuvo que ingresar durante unas semanas en la clínica de desintoxicación austriaca de Salzkammergut, en la que además los médicos le dieron tratamiento psicológico. Su más reciente escándalo tuvo lugar la primavera pasada en Lima, durante la boda de su hijo Christian de Hannover con la peruana Alessandra de Osma. Durante el festejo, Hannover perdió el conocimiento a causa del alcohol y tuvo que ser internado en una clínica durante dos días.