AP  Nicole Kidman y Keith Urban, de fiesta en Nueva York el pasado lunes

Erika Ortiz se vuelca en su trabajo tras su separación sentimental Nicole Kidman anuncia boda

Actualizado:

Desde hacía una semana se notaba que iba más arreglada al trabajo y es que sabía que en cualquier momento los «paparazzi» iban a llegar a la puerta para preguntarle por los rumores que circulaban sobre su separación sentimental del escultor Antonio Vigo. Es muy improbable que la pareja decida hacer un comunicado o confirmar de viva voz esta ruptura, puesto que prefieren mantener su vida privada al margen de los comentarios, por muy hermana que sea de la Princesa de Asturias y por muy casi cuñado que fuera el escultor, quien realmente nunca contrajo matrimonio con Erika, aunque la suya era una unión de hecho.

Ayer la separación era tema de las revistas y ayer Erika fue a la productora Globomedia, como hace a diario. En su círculo aseguró que no quería hablar de ese tema, mientras que Vigo ha conectado el buzón de voz en su móvil para evitar preguntas al respecto. Lo que sí es verdad es que la separación física es palpable y los problemas de la pareja comenzaron hace tiempo, al poco del enlace de los Príncipes de Asturias, y después de que el escultor se fuera una temporada a Uruguay, donde le salió un trabajo. A su vuelta me comentó que echaba de menos España y que quería estar más cerca de los suyos.

Pero la cercanía no ha consolidado la estabilidad de la pareja, y de ahí que Erika se refugie en su trabajo como decoradora y estilista de la productora de Emilio Aragón y Vigo haya vuelto a la casa que sus padres tienen en Aluche.

Fue, tras su trabajo en la editorial italiana Franco Maria Ricci, cuando Erika cambió de actividad para incorporarse a la nómina de Globomedia. Licenciada en Bellas Artes, trabajó en esa editorial primero como vendedora de libros y luego en el departamento de comunicación (le ascendieron tras el compromiso de los Príncipes), pero le resultaba muy incómodo estar en un puesto de cara a los medios y de ahí que cambiara en cuanto tuvo oportunidad. Actualmente se encarga del estilismo y decoración del programa de La Sexta «Habitación 623», que presenta Olga Viza y que se realiza en una habitación del hotel Palace. La cuñada de Don Felipe es quien vigila todos los detalles, desde las flores a las butacas o adornos que rodean al entrevistado (a Emilio Aragón le puso una pianola antigua) y en su forma de decorar se nota que es muy clásica. Aunque la separación era un rumor que corría desde hace semanas, sus compañeros aseguran que su comportamiento siempre ha sido el mismo y añaden que es una mujer encantadora, sumamente discreta, sin aires de grandeza ni caprichos de ningún tipo. «Es una más», me dice quien la trata a diario. No es para menos.

EN SU PUNTO

BEATRIZ CORTÁZAR

A pesar de sus últimas declaraciones confesando que seguía enamorada de Tom Cruise, Nicole Kidman seguirá adelante con su proyecto sentimental, el que mantiene con el cantante de country Keith Urban. De hecho, la actriz ganadora de un Oscar por «Las horas» anunció ayer que sí que habrá boda con Urban, un anuncio muy esperado teniendo en cuenta que en noviembre ya lucía anillo de compromiso.