IGNACIO GIL

La entrevista más dura de Dolores Aveiro: «Los vecinos nos ayudaban con un plato de comida»

La madre de Cristiano Ronaldo ha recordado para la televisión portuguesa cómo fue su infancia y cómo le afectó la muerte de su madre cuando apenas tenía seis años

ABC
MADRIDActualizado:

En unas semanas en las que Cristiano Ronaldo es titular en España por su posible marcha del Real Madrid, su madre, Dolores Aveiro, copa todos los medios en Portugal por su entrevista más dura. La matriarca se ha sentado a hablar con la periodista Cristina Ferreira, a quien le ha confesado lo dura que fue su infancia.

La entrevista fue grabada en Cannes el pasado mes, cuando Aveiro acudió al festival de cine. Así lo demuestra el hecho de que lleva ante la cámara el mismo vestido con el que luego se paseó por la alfombra roja.

De sobra es conocida la dura infancia del jugador luso, pero la de su madre no fue mucho mejor. «Mi madre era bordadora y vivíamos en la pobreza. Muchos vecinos la ayudaban con un plato de comida y ella lo acababa dividiendo entre todos. Algunas veces se acostaba sin comer», revela Aveiro.

Pero todavía quedaba por llegar lo peor: «Murió con 37 años y dejó ocho hijos. Tenía seis años cuando la perdí y dejó a un niño de nueve meses de vida. Fui a un orfanato con un hermano. He luchado hasta el final y todavía sigo de luto». Dolores también ha reconocido que lo más duro de esos años de orfanato fue no contar con una figura paterna. «Jamás he tenido un beso o un abrazo de un padre», lamenta.

Estou muito feliz por ter partilhado um pouco da minha história com a minha amiga @dailycristina para a revista @revistacristina . Espero que gostem 😃❤😘😘 Estou muito feliz por ter partilhado um pouco da minha história com a minha amiga @dailycristina para a revista @revistacristina #📸fotógrafo @nicolasgerardin . Espero que gostem 😃❤😘😘

Una publicación compartida de Maria Dolores (@doloresaveiroofficial) el

A sus 63 años, Dolores Aveiro es la capitana -amén de Georgina Rodríguez- de la familia Ronaldo, ha abierto un par de restaurantes con su hija Katia y ha publicado un libro de recetas. Pero no olvida de dónde viene. «Una madre es una madre y como hoy en día yo misma soy madre y abuela, cuesta recordar, es un dolor muy grande».