Los Duques de Sussex
Los Duques de Sussex - Gtres

Los Duques Sussex, en el centro de la polémica por la millonaria reforma de su casa

La Reina Isabel II le regaló a su nieto esta vivienda de Windsor construida en el siglo XIX

ABC
MadridActualizado:

Cuando Harry y Meghan contrajeron matrimonio fueron muchos los que pensaron que vivirían en el interior del complejo palaciego de Kensington (Londres). Sin embargo, hace un año, los Duques de Sussex decidieron cambiar su residencia y trasladarse al campo, concretamente a Frogmore Cottage, en Windsor.

La nueva residencia del matrimonio necesitaba algunos cambios para adecuarla a la vida moderna. Por ello, llevaron a cabo una serie de reformas que se han prolongado durante seis meses, concretamente finalizaron el pasado mes de abril.

La Casa Real Británica ha hecho públicas sus cuentas oficiales, en las que se refleja que la renovación de la nueva casa de Meghan y Harry ha costado 2,4 millones de libras (2,7 millones de euros). Al conocerse las elevadas cifras de dinero que se ha desembolsado, muchas personas han mostrado su descontento, pues se quejan de que para hacer frente a estos gastos hayan recurrido directamente a las arcas públicas.

La residencia rural, construida a principios del XIX y ubicada cerca del castillo de Windsor , donde los Duques de Sussex contrajeron matrimonio, ha cambiado su apariencia radicalmente. De cinco casas separadas ha pasado a ser una única vivienda. Las mayores cantidades de dinero se han empleado para reemplazar los techos y suelos de madera que se encontraban en mal estado. Además, han renovado las instalaciones de gas, agua y sistema eléctrico y han actualizado el sistema de calefacción. A pesar de que el interior de la vivienda ya está prácticamente completo, al exterior aún le falta alguna que otra mejora, como el repintado de la fachada.

La nueva residencia de los Duques de Sussex
La nueva residencia de los Duques de Sussex - Gtres

La Reina Isabel II fue quien le regaló esta residencia a su nieto, una de las tantas viviendas que posee la realeza británica. La nueva casa de los Duques de Sussex cuenta con un parte pública y los jardines se abren a las visitas durante tres días al año.