Meghan Markle junto a su madre, Doria Ragland
Meghan Markle junto a su madre, Doria Ragland - GTRES

Doria Ragland, vacaciones con los duques de Sussex para acallar todas las polémicas

La madre de Meghan Markle pasó este verano unos días en la casa de la pareja en Oxfordshire, demostrando una vez más su papel como consejera de su hija y el Príncipe Harry

Actualizado:

Escándalo. Esa es la palabra que mejor se ajusta a la relación de Meghan Markle y el Príncipe Harry, una pareja enamorada que está dedicado su primer año de matrimonio a apagar todos los fuegos que encienden sus detractores, principalmente la familia paterna de la actriz.

Los duques de Sussex han tenido un verano de lo más movido, en el que han viajado al Lago Como, en Italia, para pasar unos días junto a George y Amal Clooney, han visitado a Isabel II en Balmoral o han acudido a la boda de uno de los mejores amigos del príncipe, Charlie van Straubenzee, donde se mostraron de lo más compenetrados. Sin embargo, un viaje en solitario de Meghan encendió todas las alarmas.

Fue el pasado mes de agosto cuando Markle voló sola a Toronto para visitar a algunos de sus mejores amigos, que forman parte del equipo de grabación de «Suits». Entonces se especuló con que la joven, aprovechando su presencia en el continente americano, viajara a México para visitar a su padre e intentar aclarar su relación con él, para mejorarla o para cortarla para siempre. Y es que cada intervención televisiva de Thomas Markle ensombrecía un poco más el idilio de la pareja, e incluso se llegó a hablar de una auténtica crisis entre los duques. Una crisis que, una vez más, encontró su solución gracias a Doria Ragland, madre de Meghan.

Ha sido ahora cuando la prensa norteamericana ha informado de la estancia de Ragland junto a su hija y el Príncipe Harry en casa de campo de los duques, situada en Oxfordshire. Parece ser que Ragland se quedó «un largo período en su casa» en el mes de agosto, con el objetivo de ayudar a Markle y Harry de Inglaterra a enfrentarse a la familia de su ex. «Doria disfruta de una relación cercana con Harry y continúa siendo un pilar fundamental para Meghan», aseguraba el periodista Omid Scobie.

La importancia de la estabilidad

Precisamente fue el pasado mes de agosto cuando se conoció la intención de Doria de mudarse a Londres para estar más cerca de su hija. Desde la boda de Meghan Markle y el Príncipe Harry, la instructora de yoga de 61 años se convirtió en la guardiana de la estabilidad de su hija, intentando el contrapunto de normalidad a los escándalos propiciados por los Markle.

Doria Ragland con el Príncipe Harry y Meghan Markle en Toronto
Doria Ragland con el Príncipe Harry y Meghan Markle en Toronto - GTRES

Doria Ragland fue la primera persona del círculo cercano de Meghan que conoció al Príncipe Harry, con quien siempre ha compartido una buena relación. Quedó patente en los Juegos Invictus de Toronto el pasado otoño, pero también se demostró durante la boda de su hija, cuando no pudo aguantar las lágrimas de felicidad al ver a la pareja saliendo de la capilla de San Jorge convertidos en marido y mujer.

Por otro lado, la presencia de Doria no solo será grata para la pareja, sino también para la Familia Real británica. Desde el principio, Carlos de Inglaterra ha tratado a su consuegra con cercanía y amabilidad, conocedor de primera mano de su función como pilar para Harry de Inglaterra y Meghan Markle.