¿Dónde come hoy Harrison Ford?

Agencias
Actualizado:

Los fans pueden seguir en vivo en Internet dónde come Harrison Ford al mediodía, dónde compra los pañales Julia Roberts o por dónde pasea Isabella Rossellini a su perro. La web "Gawker Stalker", que se basa en la colaboración de los neoyorquinos, lo hace posible. Todo aquel que vea una estrella puede mandar un mail. Los datos se cuelgan en la red, incluidas las coordenadas exactadas en el mapa de Manhattan. Quien lleve consigo su computadora portátil puede navegar en Internet y posiblemente echar todavía un vistazo a su estrella favorita. En general, se trata de asuntos banales. El 22 de marzo a las 16: 00 horas, por ejemplo, podía leerse un correo que decía: "Vi a Karl Lagerfeld atravesando una

calle con el tráfico casi parado en un semáforo en verde. Cruzó y el tráfico se hizo aún más lento. Llevaba un blazer, pantalón gris oscuro y un sombrero. También llevaba un chal. Su pelo se veía bien y tenía aspecto sano". Lo interesante es que los neoyorquinos participan en el juego. Hasta ahora era considerada una buena costumbre no molestar a las estrellas en esta ciudad. Se las veía, se las reconocía, quizá se las saludaba, pero nada más. Luego uno se lo contaba a sus amigos. De hecho, es muy poco habitual ver a hordas de fans gritando.

Ese era uno de los motivos por el que muchos famosos elegían Nueva York para vivir. "Aquí nadie se preocupa por nosotros. En Londres, en cambio. . . Olvídalo. Por la mañana corres la cortina y tienes una cámara delante de la nariz. Eso no es civilizado", dijo en alguna ocasion el rockero David Bowie a dpa. Con su esposa, la modelo Iman, y su hija Alexandria Zahra, Bowie podía sentarse hasta ahora tranquilamente en los cafÙs del Soho. La actriz de "Sex and the City" Sarah Jessica Parker salía a pasear sin problemas con su hijo James Wilke y la ganadora del Oscar Hilary Swank incluso volvía en metro a su casa. Con "Gawker Stalker" esta libertad podría verse limitada próximamente, porque para los paparazzi esta web es un hallazgo.

Ken Sunshine, portavoz de prensa de astros de Hollywood como Leonardo DiCaprio, Ben Affleck y el músico Justim Timberlake, considera que esta web es "escandalosa" y peligrosa para sus clientes. "Es una invitación dirigida a una gran cantidad de chiflados, quizá incluso de psicópatas", sostiene. La jefa de redacción de la web Gawker. com, Jessica Coen, lo ve de otra manera: "Si alguien realmente planea perjudicar a una estrella, entonces encuentra la información necesaria tambiÙn sin ayuda de nuestra web".