Doble separación matrimonial: de los padres de Jesulín a Terelu Campos

BEATRIZ CORTÁZAR
Actualizado:

Hay semanas que dan para muy poco, y otras en que las noticias llegan por partida doble. Ayer la revista «Hola» sorprendía a sus lectores con la exclusiva de Carmen Bazán, madre del torero Jesulín de Ubrique, anunciando su separación matrimonial de Humberto Janeiro. Treinta millones de las viejas pesetas dicen que se ha embolsado Bazán por declarar en ese medio lo que era un hecho en todos los corrillos: que su marido le era infiel desde el principio de los tiempos y que su matrimonio era una pantomima que ella había soportado y aguantado durante 31 años por sus hijos, por su hogar, por su situación... Tras un vídeo días atrás en el que se veía a su alegre marido en compañía de otra por las noches marbellíes, Bazán ha entonado el «se acabó» a cambio de un buen puñado de euros, que le permitirán poder separarse de su esposo puesto que la situación económica de la pareja es un tanto extraña, dado que los dos viven en la finca de «Ambiciones», propiedad de su hijo Jesulín, y cuyo usufructo tienen hasta el día que fallezcan. ¿Quién se irá de casa? Es la pregunta que ahora se harán hasta sus hijos. Ayer todo era mutismo en «Ambiciones». Los Ubrique sólo hablan a cambio de dinero y ahora se espera que sea el patriarca quien dé su versión de los hechos la próxima semana.

Comunicado de Terelu Campos. Firmado por Terelu y Alejandro Rubio ayer llegó a los medios el comunicado de su separación matrimonial. La propia Terelu confirmó y amplió la noticia primero en el programa de su madre, María Teresa Campos en Telecinco y luego en el que ella presenta a diario en Telemadrid. Ante su madre Terelu declaró que Alejandro había sido el hombre más importante de su vida porque le había dado lo que más quería en el mundo, su hija Alejandra, mientras María Teresa añadía que su yerno será siempre alguien muy especial en su vida.