Andrea Pascual llega a casa de la Infanta Doña Pilar en Puerta de Hierro
Andrea Pascual llega a casa de la Infanta Doña Pilar en Puerta de Hierro - EFE

El discreto «sí, quiero» de Beltrán Gómez-Acebo y Andrea Pascual

El hijo de la Infanta Doña Pilar y su pareja reúnen a 35 invitados para celebrar el enlace

MadridActualizado:

Uno de los enlaces más esperados de la Familia del Rey tuvo lugar ayer. El hijo menor de la Infanta Doña Pilar, Beltrán Gómez-Acebo, contrajo matrimonio con su pareja desde hace siete años, la valenciana Andrea Pascual. Las primeras imágenes del enlace llegaban sobre las dos del medio día: la novia -acompañada por su madre, Mariel Vicens, y su padre, Carlos Pascual, que conducía el automóvil-, llegaba a la residencia de la hermana del Rey Don Juan Carlos en Puerta de Hierro. Allí les esperaban unos treinta y cinco invitados (todos familiares y amigos muy cercanos), entre ellos el Rey Emérito.

El Rey Don Juan Carlos llegando a casa de su hermana para disfrutar del aperitivo de la boda
El Rey Don Juan Carlos llegando a casa de su hermana para disfrutar del aperitivo de la boda- EFE

Eran pocos los datos que se conocían hasta ayer sobre esta boda que, como los novios, se ha intentado en todo momento que pasara inadvertida. El pasado miércoles, la revista «¡Hola!» publicaba que la novia iría con un vestido corto y blanco. Isabel Núñez, la diseñadora del traje, no quiso dar ningún detalle sobre el vestido a este periódico. Tal y como se esperaba, la novia llevó un vestido muy sencillo pero largo, que combinó con unos espectaculares pendientes antiguos de brillantes y zafiros, propiedad de su abuela. Siguiendo las últimas tendencias, Pascual optó por un traje de manga larga. Un fajín drapeado dejaba caer una falda mínimamente encolada, donde asomaba una sandalia dorada.

Rumores de embarazo

«Andrea va a ir muy guapa, ella es muy natural y tiene un gusto muy refinado a la hora de vestir», decían a este periódico fuentes del entorno de Pascual esta semana. Aunque la boda, tal y como informó ABC hace más de un mes, estaba prevista para primavera, la pareja ha decidido adelantar la ceremonia y no esperar más tiempo para darse el «sí, quiero». Fue la semana pasada cuando conocieron la fecha final del enlace, por eso algunos familiares y amigos cercanos no pudieron asistir ayer a la celebración.

Sin embargo, al conocerse la fecha, un conocido de la novia comentó que podría estar embarazada de tres meses. Pascual no tardó en desmentirlo esta semana. Aún así, el primo favorito de Don Felipe y su recién estrenada mujer no tardarán en ser padres, algo que ya ha dejado caer Pascual en alguna ocasión.

Dentro de esos treinta y cinco invitados, los novios no han contado con Fiona Ferrer, exsocia de Pascual, que esta misma semana confirmó que no estaba invitada a la boda. Según amigos de ambas, Ferrer es «como persona ‘‘non grata’’ para Andrea». No se hablan desde hace un año, aunque trabajaron juntas en la agencia de modelos Elite Model y en Concep2all, la agencia de comunicación que tiene la ex de Jaime Polanco Jr. De hecho, Andrea y Beltrán se conocieron en 2009 en la boda de Fiona y Jaime en Tenerife. Después de trabajar juntas durante años, emprendieron caminos profesionales y personales por separado.

Fuentes cercanas a Gómez-Acebo han comentado que la pareja podría organizar una fiesta el próximo verano, en la residencia estival que la familia Pascual tiene en Cala Deia, en Mallorca.