Un disco de estrellas para las niñas de Calcuta

BEATRIZ CORTÁZAR
Actualizado:

Desde que en 1998 el músico Nacho Cano presentara ante los telespectadores el documental que había dirigido sobre la cruda realidad de Calcuta, la respuesta a su llamada de auxilio no se ha hecho esperar. Muchísimos españoles contemplaron con el corazón encogido la dureza de unas imágenes que pedían ayuda urgente. De aquel reportaje nació la Fundación Sabera, cuyo nombre se refiere a la niña que Cano encontró en unos basureros y que actualmente vive en Madrid y estudia en un colegio, y cuyo fin es proporcionar un futuro a niñas como ella y sacarlas de la miseria. Desde entonces, Sabera ha crecido gracias a la colaboración de muchos donantes y a la labor de Cano y Penélope Cruz, quien se ha convertido en la presidenta de Sabera en Estados Unidos. Allí, junto con Melanie Griffith, ha conseguido convencer a una larguísima lista de estrellas del espectáculo de la talla de Bob Dylan, para grabar el disco que ayer se presentó en el hotel Ritz de Madrid y cuya recaudación se destinará a la creación de un hospital en Calcuta y de una nueva casa de acogida para 200 niñas. Totalmente implicados, Antonio Banderas y Melanie Griffith presentaron este trabajo en compañía de Rosario Flores, el bailarín Rafael Amargo, la cantante Noa, el músico Alejandro Sanz y el campeón Fonsi Nieto, quien anunció que llevará publicidad de la Fundación en sus motos. Todos coincidieron allí tras escuchar y ver los reportajes de Cano, quien ha encontrado su llave maestra en el mercado de Hollywood de la mano de su ex novia, Penélope Cruz, a quien disculpó por encontrarse en pleno rodaje, pero a quien vimos en el vídeo de la canción que interpreta junto a Vicente Amigo y Joan Manuel Serrat, «Penélope», justamente el tema que enamoró a sus padres (y de ahí su nombre). Banderas, que rueda estos días en Madrid, comentó que fue el primer sorprendido cuando hace siete días le anunciaron que Yoko Ono había aprobado ceder los derechos de «Imagine», de John Lennon, con la única condición de que fuera él quien la interpretara en este disco. «¡Yo ni siquiera la conozco!», exclamó el malagueño, quien comentó cómo le temblaron las piernas al grabar esta joya del Beatle asesinado, algo que nadie había osado hacer hasta la fecha. Justamente, en su casa de Los Ángeles será donde se presente este disco el próximo día 10 de octubre en una cena benéfica -las mesas ya están valoradas en un millón de dólares- trabajo que saldrá a la venta en España el 14 y en el resto del mundo dos semanas más tarde. Melanie, que no pudo evitar llorar en varios momentos de la presentación, recordó cómo le impresionó la dureza de Calcuta, «un lugar que te llega al corazón, a la cabeza, al cuerpo, a las manos...», sentimientos que recientemente ha podido comprobar «in situ» tras viajar con su hermana a esa ciudad. Alejandro Sanz, uno de los primeros que colaboró con Sabera al crear una escuela de música, rememoró ante todos la angustia que, hace hoy un año, vivieron en Los Ángeles los músicos que allí se encontraban con motivo de la gala de los Grammy Latinos. «Me encontraba con Vicente Amigo, y cuando supimos que Banderas nos recogía en su casa sentimos un gran alivio. Fueron horas de auténtica angustia». Precisamente, el gaditano interpreta en este trabajo con Banderas y Amigo la canción «La aurora de Nueva York», en la que fue una noche «de muchísima intensidad al redescubrir a Lorca y juntarnos los tres». Artistas como Elton John, Sting, Pavarotti, Alanis Morrisette, Ricky Martin, Dylan, Plácido Domingo y la propia Melanie, entre otros, se han sumado a este disco que, como todo en Sabera, surgió tras las palabras que la Madre Teresa de Calcuta le dijo a Cano cuando conoció su interés en ayudarla. «Utiliza tu fama para acercar a los que te conocen hacia los más pobres».