Diego Boneta
Diego Boneta - GQ

Diego Boneta, actor que interpreta a Luis Miguel: «Las mujeres españolas me parecen guapísimas»

Medio año después del estreno de la serie, el actor Boneta recuerda lo difícil que fue meterse en la piel del cantante

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tras un durísimo cásting en el que no solo exigían un claro parecido físico, sino sobre todo habilidades artísticas, Diego Boneta (27 años) se hizo con el papel protagonista de «Luis Miguel, la Serie». Una impresionante interpretación que le lanzó al estrellato. «Siento una inmensa admiración y respeto hacia él, como artista y como persona», asegura en conversación con ABC poco antes de recibir el premio «Hombre del año» por la revista «GQ». El actor ha visitado España, un país que le une mucho pues su abuela materna es murciana y su abuelo era vasco: «Me encanta España: la comida, los vinos, la gente, la cultura», y afirma que no le importaría echar raices en la capital: «Madrid es una ciudad que me fascina y vendría a vivir aquí indefinidamente feliz de la vida. Es bonita, segura y cómoda. Tengo muchos amigos aquí».

Medio año después de su estreno, Boneta recuerda lo difícil que fue meterse en la piel del cantante: «He sentido mucha presión al humanizar a una leyenda viva», pues «Luis Miguel siempre ha sido muy cerrado. Le agradezco haber tenido la valentía de contar cosas que lleva ocultando toda la vida». Una preparación que duró cerca de un año y que recuerda con pavor: «No te voy a decir la cantidad de veces que me quemé las nalgas durante las sesiones de bronceado», confiesa divertido. «Ahora parece muy gracioso pero fue terrible, todavía tengo pesadillas».

Vida solitaria

Muy celoso de su vida privada, el actor no confirma su relación con Camila Sodi (32), actriz que en la serie encarna a Erika, uno de los hitos amorosos del «Sol de México». «Es algo en lo que coincido con Luis Miguel. Me gusta que mi vida privada sea eso, privada». Confiesa entre risas que «las mujeres españolas me parecen guapísimas», aunque asegura que ahora mismo le es «imposible mantener una relación estable», pues «llevo una vida solitaria. No paso más de dos meses en un mismo lugar, siempre de hotel en hotel», un ritmo de vida que le ha hecho derrumbarse en más de una ocasión: «Soy muy familiar y llevo dos años sin ir a casa y eso es muy duro».

Algo que le duele más de lo normal pues se declara tremendamente familiar: «Llamo todos los días varias veces a mis padres. Somos una familia muy unida». Hijo de ingenieros, sus padres no se creían que su hijo tuviese vocación artística: «Fueron muy estrictos en el tema estudios y se lo agradezco. Su apoyo iba de la mano con mis calificaciones: "9 y 10, te apoyamos; menos no te apoyamos". Así de sencillo». Pero cuando estaba en segundo de carrera le llegó su gran oportunidad de la mano de «Rock of Ages: la era del rock», que interpretó junto a Tom Cruise: «Tuve que tomar una difícil decisión pero estas oportunidades -sobre todo el Hollywood que es muy competitivo- no pasan todos los días y decidí centrarme en mi carrera como actor», explica. Algo de lo que no se arrepinte.