María Teresa Campos y Terelu junto a Alejandra Rubio
María Teresa Campos y Terelu junto a Alejandra Rubio - Gtres

El desprecio de Alejandra Rubio hacia la profesión de su familia

Muy unida a su madre, tras la reciente recaída de Terelu, la joven dejó un poco de lado sus redes sociales para concentrarse en la recuperación de la colaboradora

MadridActualizado:

Tras alcanzar la mayoría de edad, la hija de Terelu Campos se convirtió en uno de los nombres más buscados por las revistas. Fue la propia colaboradora de «Sálvame» quien intentó controlar el revuelo y mostrar la cara de su hija por primera vez en una portada de una revista.

Muy unida a su madre, tras la reciente recaída de Terelu, Alejandra Rubio dejó un poco de lado sus redes sociales para concentrarse en lo realmente importante, la recuperación de su madre. La colaboradora de Telecinco, que lleva meses aquejada de varios problemas de salud, regresó a la televisión el pasado fin de semana después de someterse a una doble mastectomía el pasado 12 de octubre.

María Teresa Campos y Terelu junto a Alejandra Rubio
María Teresa Campos y Terelu junto a Alejandra Rubio - Instagram

Alejandra se ha convertido ya en uno de los nombres del mundo del corazón patrio. Tanto que se ha llegado a comentar si su espectacular físico sería fruto de una genética envidiable o del bisturí, una de las muchas polémicas que le han rodeado y que tuvo que desmentir a través de su perfil de Instagram: «Para toda esa gente que dice que me he operado... No me he operado la nariz, no me he operado los labios, no me he operado el pecho y no me he puesto bótox en ningún lado porque, principalmente, tengo 18 años y no creo que lo haga nunca», zanjó la joven en dos vídeos grabados en su casa».

La hija de la colaboradora acostumbra a mantener conversaciones con sus seguidores a través de una sección de preguntas en su perfil de Instagram. Entre las preguntas, hubo una que indignóe specialmente a la joven: «¿De qué pretendes comer de mayor?», a lo que ella responde indignada: «Yo estudio y trabajo y en el futuro comeré de mi trabajo y de mis éxitos. Soy una persona que tengo las cosas clarísimas en mi vida gracias a Dios. Tengo ambición, iniciativa y perseverancia. Si os pensáis que voy a vivir de la televisión estáis muy equivocados. Tendré éxito en lo que haga porque me lo ganaré con trabajo y esfuerzo», escribió.

Una declaración que muestra cierto desprecio a la profresión de la que viven tanto su madre, como su tía y su abuela.