Demi Lovato, durante su discurso en la convención demócrata en Filadelfia
Demi Lovato, durante su discurso en la convención demócrata en Filadelfia - Youtube

Demi Lovato da un emotivo discurso sobre enfermedades mentales en la convención demócrata

La cantante, que en el pasado reconoció haber sido adicta a la cocaína, mostró su apoyo a la candidata Hillary Clinton

MadridActualizado:

Demi Lovato fue una de las principales celebrities en salir en apoyo de Hillary durante la convención demócrata que arrancó la noche del lunes en Filadelfia. La actriz y cantante no solo se adueñó del escenario para interpretar su hit «Confident», sino que dio un poderoso discurso sobre un tema que pasa desapercibo entre los políticos: las enfermedades mentales.

«Como millones de estadounidenses, vivo con una enfermedad mental; pero tengo mucha suerte, tengo los recursos y apoyo necesarios para recibir tratamiento en una instalación de primera. Desafortunadamente, demasiados estadounidenses de distintas clases sociales no reciben ayuda, ya sea porque temen al estigma o porque no pueden permitir los gastos de los tratamientos. Si no son tratadas, las enfermedades mentales pueden tener consecuencias devastadoras, incluyendo suicidio, abuso de sustancias y a largo plazo problemas médicos. ¡Podemos hacerlo mejor! Cada uno de nosotros puede marcar la diferencia. Ofreciendo educación sobre esta epidemia y sus temibles estadísticas, y acabando con los estigmas. Ruego a cada político a que apoye las leyes que proveen mejor acceso a cuidados de salud para todos. Esto no se trata de política, sino, sencillamente, de lo que es correcto», expresó la cantante ante un público al que impresionó con sus palabras.

«Soy un vivo ejemplo de que se puede vivir una vida normal y empoderada aun cuando sufres de enfermedades mentales. Estoy orgullosa de apoyar a una candidata que luchará para asegurarse de que las personas que viven con condiciones mentales obtengan el cuidado que necesitan para vivir vidas plenas. ¡Esa candidata es Hillary Clinton! ¡Convirtámosla en la próxima presidenta de los Estados Unidos!», concluyó la cantante bajo los aplausos del público congregado en Wells Fargo Center de Filadelfia.

La cantante había reconocido en más de una ocasión su adicción a la cocaína en el pasado, que ya superó después de cuatro años de sobriedad.