Julio Iglesias y Javier Sánchez Santos
Julio Iglesias y Javier Sánchez Santos - ÁNGEL DE ANTONIO/ROBER SOLSONA

La demanda de paternidad contra Julio Iglesias lo sentará en el banquillo

Tras años de lucha de Javier Sánchez Santos, se ha fijado el juicio contra el cantante para el 4 de marzo de 2019

Actualizado:

Han tenido que pasar casi tres décadas para que Javier Sánchez Santos (42 años) comience a ver la luz al final del túnel oscuro en el que estaba inmerso después de que su madre, la bailarina portuguesa María Edite Santos, interpusiera una demanda civil de paternidad en 1992 contra Julio Iglesias (75). Con apenas 13 años de edad y, tras hacerse pública la noticia, tuvo que enfrentarse al acoso escolar y dos cambios de instituto que le hicieron abandonar los estudios, como bien explicó el pasado año en una entrevista con ABC. Ese intento solo fue el primero de otros dos más -emprendidos los dos últimos por el propio Sánchez-, que podrían terminar por sentar en el banquillo al cantante. Si por estas mismas fechas del pasado año se admitía a trámite la demanda de paternidad contra Julio Iglesias, ahora el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia ha fijado fecha para el juicio, que tendrá lugar el próximo 4 de marzo a las nueve de la mañana, según ha informado el abogado de Sánchez, Fernando Osuna.

«Lo tenemos prácticamente acorralado. Si va al juzgado, malo, porque no va a saber dar explicaciones de por qué no se ha hecho las pruebas de paternidad; y si finalemnte acude, también será bueno para nosotros», explica a ABC Osuna, aunque cree que el cantante no se presentará.

A la espera de que comparezca o no en la Ciudad de la Justicia de Valencia, quien sí está previsto que acuda es el detective privado que consiguió avivar un caso que se veía imposible de retomar, tras ser juzgado en dos ocasiones sin ningún resultado para Javier Sánchez Santos. Luis Lara sustrajo restos de la basura del segundo hijo del cantante con Isabel Preysler, Julio José Iglesias, que sirvieron para presentar como prueba de ADN al constatar una compatibilidad genética del 99 por ciento. El investigador tendrá que explicar cómo obtuvo la prueba, en una vista que presumiblemente se alargará unas horas.

Testimonios

«Creemos que intentarán desacreditarlo y ponerlo en evidencia, pero todo lo que ha hecho es correcto. Se llevó 14 o 15 objetos de un sitio público con una finalidad lícita», añade Fernando Osuna. El perito que se encargó del análisis también será una de las partes que explicará el porcentaje estadístico y las cuestiones científicas. Lo que no tiene contemplado la defensa de Javier Sánchez es llevar a otro tipo de testigos, pues se cree que con los testimonios de los expertos será suficiente para demostrar la autenticidad de esa prueba de ADN que ha cambiado el curso de los acontecimientos.

El letrado intentará también, si el juez lo permite, interrogar a Julio Iglesias en el juicio, si decide acudir a la vista. Aunque de una u otra forma, según argumenta el abogado -que ya tiene experiencia en otros casos de filiación de famosos, como el del torero Manuel Díaz «El Cordobés»-, pueden conseguir una «sentencia condenatoria». Volverá a solicitar también que se someta a la prueba de paternidad, tanto Julio Iglesias como sus hijos.

En el caso de que se dictamine una sentencia favorable para el demandante, conseguirá por fin que su madre tenga el reconocimiento por el que tanto luchó y Julio Iglesias sumará un nuevo miembro a su ya numerosa familia. Con Javier Sánchez Santos serían nueve los hijos del cantante.