Megan Fox en un ciclo televisivo
Megan Fox en un ciclo televisivo - YOUTUBE

¿A qué se dedicaban los famosos antes de convertirse en celebrities?

Antes de llegar al estrellato muchos tuvieron que ganarse la vida como el resto de los mortales en trabajos que nada tienen que ver su puesto actual

MadridActualizado:

Son estrellas de Hollywood en la actualidad, pero su camino hasta la fama no fue fácil. Cuesta pensar que los famososque salen en pantalla tenían vidas normales exentas de lujos. Algunos estudiaron carrera universitaria y otros tenían ocupaciones muy comunes. ¿Quién trabajaba en una línea erótica o como camello?

Channing Tatum

El atractivo actor Channing Tatum supo cómo explotar su fibrado cuerpo antes de convertirse en famoso: fue stripper. Es una de las estrellas más deseadas de Hollywood, pero antes de triunfar en la gran pantalla pasó muchas dificultades. Al parecer, Tatum no sólo padeció una severa dislexia cuando era pequeño, sino que más adelante tuvo que superar su adicción a las drogas.

Lo cierto es que Channing Tatum llegó al Club Joy de Tampa en Florida con tan sólo 19 años, tras escuchar en la radio que necesitaban chicos guapos, jóvenes y que supieran bailar. Puesto que en esos momentos lo que más abundaba en su vida era el tiempo libre y no tenía proyectos a corto plazo, decidió embarcarse en la aventura de ser stripper.

Con el pelo engominado y un bote de aceite corporal se presentó en el club, donde el dueño les hizo saltar directamente al escenario para que fuesen las mujeres del local quienes eligiesen quien lo hacía mejor. Chan Crawford - su apodo en el club- apareció disfrazado de «boy scout» y como no podía ser de otra manera conquistó el corazón de las mujeres presentes, pues durante nueve meses trabajó allí.

Whoopi Goldberg

Nadie imaginaría que la actriz que estuvo nominada al Oscar a Mejor actriz secundaria por su trabajo en la película «El color púrpura» se ganase la vida como operadora de línea erótica cuando era joven. Ha confesado que no se arrepiente de haber trabajado ahí, porque considera que gracias a su trabajo logró acabar con muchos mitos de la profesión.

Es anécdotico, pues la famosa actriz asegura que fue gracias a su puesto como operadora que muchos conocieron su voz en el cine: «Cuando era niña necesitaba el dinero y en eso se ganaba mucho. Lo bueno es que cuando empecé a actuar profesionalmente muchos me reconocían por la voz».

Pero no fue lo único a lo que se dedicó, sorprendentemente la actriz de «Sister Act» (Una monja de cuidado) también maquillaba cadáveres.

Jay - Z

A día de hoy es uno de los hombres más poderosos de la industria musical, pero Jay-Z tiene un pasado oscuro que él no ha ocultado en ningún momento. Durante la década de los 80, el rapero fue camello en las calles de Nueva York.

En algunas de las entrevistas que ha concedido el marido de Beyoncé ha asegurado que su pasado en el mundo de las drogas le ha ha sido muy útil en sus negocios. «Al estar en una transacción de drogas, necesitas saber lo que puedes gastar, lo que necesitas para recuperar (el dinero)», comenta el músico, que tiene un patrimonio valorado aproximadamente en 500 millones de dólares.

Megan Fox

La vida da muchas vueltas y sino que se lo digan a Megan Fox. La actriz, acostumbrada a quitarse ropa en las películas que protagoniza, resulta que en sus tiempos jóvenes iba bien tapada debido a una exigencia laboral también. La actriz trabajaba como mascota de una tienda de batidos y tenía que ponerse un disfraz de banana gigante.

George Clooney

El actor que encabeza la lista de hombres más sexys del mundo no saltó al estrellato de manera inminente, sino que tuvo un largo recorrido hasta llegar ahí.

Primeramente, trabajó vendiendo trajes y zapatos en unos grandes almacenes de Kentucky, su ciudad natal. Pero no fue lo único que hizo antes de saltar a la fama, también cortó tabaco por un salario de 3 dólares la hora.

Mudarse a Los Ángeles fue su paso definitivo para triunfar en Hollywood, pero antes de eso también ayudó a su tía, la actriz y cantante Rosemary Clooney. Sorprendentemente, Clooney curró en la construcción y limpiaba un teatro para pagarse las clases de actuación.

Angelina Jolie

De haber cumplido su sueño, nadie conocería en estos momentos a Angelina Jolie. La ganadora de un Oscar a Mejor actriz de reparto por la película «Inocencia interrumpida» quería ser directora de una funeraria por un motivo personal: «Puede que suene extraño, excéntrico, algo oscuro... pero el funeral de mi abuelo fue muy decepcionante. (...) La manera en la que muere alguien y cómo la familia supera ese trance debería abordarse de una forma diferente».

Johnny Deep

Johnny Deep es uno de los actores más polifáceticos de Hollywood. Ha realizado numerosos trabajos, pero el que más le ha traumatizado ha sido el de vendedor telefónico, porque odiaba tener que incitar a la gente a comprar compulsivamente. En una ocasión, llegó al punto de convencer al cliente de no comprar lo que le ofrecía.

Puede parecer chocante en un principio, pero el actor vendía bolígrafos por telefóno: «La clave del asunto era que tenías que llamar a un extraño y decir algo como: «Hola, ¿cómo estás?», y acto seguido tenías que prometer que ganarían un montón de cosas si se compraban un ridículo reloj. Era horrible, pero en realidad creo que fue mi primer contacto con el mundo de la actuación", comentó el actor en Interview.

Una vez comprobó que no estaba hecho para ser comercial, Johnny Deepse se pasó a la mecánica, aunque supuso un nuevo fracaso para él.

Harrison Ford

El actor debutó en la década de los 60, pero antes de llegar ahí tuvo que trabajar como carpintero para ganarse la vida. Fue tras su participación en la película «American Graffiti» de George Lucas cuando director y actor se hicieron amigos y empezó a obtener papeles secundarios para próximos films.

A la vez que trabajaba de carpintero, ayudaba al director con las audiciones de los actores que participarían posteriormente en la famosa saga « Star Wars». Su tarea se basaba en leer las líneas del guión con los candidatos, lo que maravilló a George Lucas dándole el papel protagonista a él.