Antonio David Flores
Antonio David Flores - Gtres

Las declaraciones más duras de Antonio David Flores contra Rocío Carrasco y Fidel Albiac

El ex guardia civil ofrece una entrevista con las declaraciones más desgarradoras sobre sus hijos, la tormentosa relación con su ex y la vida junto a su mujer Olga

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En la edición de «Gran Hermano» de este año, la gran sorpresa ha sido la participación de Antonio David Flores, quien se definió en el vídeo de presentación como: «Soy el padre de los nietos de la artista más grande que ha dado este país», en referencia a Rocío Jurado.

El ex guardia civil es exmarido de Rocío Carrasco -hija que la cantante tuvo con el boxeador Pedro Carrasco- y padre de sus dos únicos hijos: Rocío y David Flores. Desde que el matrimonio se rompió (el divorció llegó en 2001 tras un durísimo proceso) nunca más han vuelto a dirigirse la palabra, ni tan siquiera cuando su hijo pequeño ha estado enfermo. La mala relación entre ambos es más que conocida y ahí están las diferentes denuncias que se han interpuesto en los juzgados y las muchísimas horas de televisión que han protagonizado en los programas del corazón para relatar sus malos rollos.

Esta semana, la revista «Lecturas» ha publicado un reportaje inédito en el que el televisivo recoge las declaraciones más desgarradoras sobre sus hijos, la tormentosa relación con su ex y la vida junto a su mujer Olga -con quien tuvo a su hija pequeña y a quienes Rocío y David consideran como una madre-. «Olga lleva conmigo media vida, y es con quien mi hija está cada día, es de quien ha recibido atenciones y cariño. A mi mujer le honra que Ro haya colgado ese comentario en las redes», dijo en relación a la imagen que colgó Rocío Flores con su madrastra y en la que ponía: «Olga es mi madre y me llevo genial con ella».

En relación a Fidel Albiac, marido de Rocío y de quien se está hablando mucho esta última semana, Antonio David lo tiene claro: «Es un tipo al que no le gustan los niños y le han sobrado en esa casa. Ha hecho todo lo posible para que salieran cuanto antes de la casa porque le incomodaben». Ni siquiera les invitaron a su boda: «Lo peor es la humillación pública que padecen. Que una madre ni siquiera te invite a su boda, es mucho. Mientras se casa, sus hijos lloran».