La decisión radical de Angelina Jolie versus la nueva vida de Pitt

La actriz ha tomado una decisión que ha sorprendido, mientras Pitt recupera su equilibrio emocional

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Angelina Jolie ha despedido a su hermano James Haven como «niñero» de sus seis hijos: Maddox, Pax, Zahara, Shiloh, Vivienne y Knox. La actriz depositó toda su confianza en él tras su polémica separación de Brad Pitt y había sido su mano derecha durante todo el duro proceso, hasta ahora.

Al parecer, en los últimos tiempos James se vio muy desbordado por la situación y como era de esperar Angelina no dudó en apartarlo de forma radical del puesto. Fuentes cercanas a la familia cuentan que Jolie «despidió silenciosamente» a su hermano de su papel de «niñero principal» al darse cuenta de que el trabajo era muy duro y pesado para él. « Le encantaba pasar tanto tiempo con sus sobrinos y sobrinas, pero era un trabajo duro y estaba absolutamente destrozado. Estaba mal, la situación le sobrepasó», admite a la revista Grazia una persona de su entorno de confianza. Y añade: «no fue una decisión fácil para Angie porque siempre ha estado muy unida a su hermano, y esto seguro que genera ciertas rencillas entre los dos».

«Su trabajo era estar allí las 24 horas del día por si alguno de los niños se despertaba durante la noche y para lidiar con las niñeras si tenían algún problema. Estaba prácticamente manejando la casa por completo y se volvió en algo agotador física y psicológicamente», concluyó diciendo.

De este modo, Jolie suma un nuevo revés a su vida y no termina de controlar la situación tras la ruptura con su ex, pese a estar intentando salir de la dura situación retomando su trabajo y apariciones públicas poco a poco.

La nueva vida de Brad Pitt

Mientras tanto, Brad Pitt ha conseguido recuperar la sonrisa desde que el pasado septiembre se confirmase el divorcio y la noticia corriera como la pólvora por todo el mundo al ser una de las parejas más mediática de Hollywood.

Durante todo este tiempo se ha desarrollado un largo proceso de separación que acabó convirtiéndose en una especie de guerra abierta con la que ganarse el favor del juez y lograr la custodia de sus hijos. Sin emabargo, parece que ahora, tras «firmar» una especia de paz en pleno campo de batalla, el reconocido actor parece decidido a recuperar de alguna forma la normalidad en su día a día y, sobre todo, en lo relativo a su vida social. «A menudo tiene amigos en casa. Vuelve a tener a sus viejos amigos de vuelta en su vida, y parece que eso le hace muy feliz», revela a «People» una fuente cercana a Pitt.

Estos detalles sobre la vida de Pitt salen a la luz escasos días después de que se conociera que los dos intérpretes habrían retomado el contacto para acelerar los trámites del divorcio y poner fin a esa espiral de hostilidad y animadversión que amenazaba con repercutir de forma muy negativa en el bienestar de sus seis hijos. «Se nota que Brad está mucho más feliz», confiesa la fuente citada. Y añade más: «Incluso ha perdido unos kilos, ha cambiado sus malos hábitos de vida y está en muy buena forma».

Además, lejos de haber encontrado el amor como se ha ido rumoreando en las últimas semanas, Brad Pitt está soltero y tranquilo. De hecho, encontrar nueva pareja no entraría por el momento en los planes del también productor, cuya prioridad absoluta reside en volver a disfrutar de una situación de estabilidad en lo personal y familiar.