David Bustamante y Yana Olina
David Bustamante y Yana Olina - Gtres

David Bustamante: «Mi hija tiene miedo a que me quede solo. Quiere que tenga novia»

El cantante busca una chica «que no quiera salir en los medios y que me demuestre que me quiere. Ya no soy tan impulsivo como era antes»

MadridActualizado:

No han sido meses fáciles para David Bustamante. Desde que dijo adiós a la vida que tenía junto a la que era su mujer, Paula Echevarría, y a su hija, Daniella, la vida del cántrabo ha dado un giro de 180 grados. Pese a todo se ha adaptado bien a las nuevas circunstancias: se alquiló un ático en Pozuelo de Alarcón y se centró en su carrera profesional y en su pequeña.

Han sido dos años en los que tanto el cantante como la actriz han soportado la persecución casi diaria de los paparazzis y estar continuamente en el foco mediático. Sin embargo, tras meses difíciles para ambos, parece que finalmente que han rehecho sus vidas con terceras personas. Por un lado la actriz está feliz junto al futbolista Miguel Torres, con el que ya hace vida de pareja. Por el otro lado, los rumores de un noviazgo entre el cantante y Yana Olina, una consagrada bailarina de origen ruso de 30 años, bicampeona de España y semifinalista de Europa y del Mundo en 2017. Desde que el cántabro fuese fotografiado en actitud cariñosa con su compañera de baile en el concurso «Bailando con las estrellas», los paparazzis no cesan en su empeño de arrancar una confesión por alguna de las dos partes.

Esta semana, el cantante ha concedido una larga y personal entrevista con los medios con motivo de la presentación del coche eléctrico I-Pace, porque es embajador de Land Rover y Jaguar. Durante la entrevista, David Bustamante asegura que de momento está soltero: «No tengo una relación con nadie. No tengo novia. A Yana le tengo mucho cariño, pero no hay que poner etiquetas», asegura. Respecto al novio de su exmujer, el cantante prefiere no responder pues le parece «que tiene todos los condimentos para que sea un plato morboso», y explica que tan solo desea la felicidad de Paula «porque así Daniella es feliz también». Afirma que su hija siempre ha llevado muy bien su separación y asegura que ahora lo único que pide «es que yo tenga pareja, porque tiene miedo a que me quede solo. Ella quiere que tenga novia». Una chica que deberá cumplir una serie de cualidades: «Alguien que no quiera salir en los medios y que me demuestre que me quiere. Ya no soy tan impulsivo como era antes».