Damas del ciberespacio

Damas del ciberespacio

Los blogs, twitter y las páginas web se han convertido en la nueva arma de algunas de las primeras damas, para dar apoyo a sus maridos, o simplemente para imponer su estilo y sus ideas propias

JUAN PEDRO QUIÑONERO | PARÍS
Actualizado:

Carla Bruni, Sarah Brown, Angela Merkel, Michelle Obama y Rania de Jordania utilizan los blogs, twitter y las páginas web como envidiables armas de comunicación y guerra política de nuevo cuño.

Angela Merkel fue la primera gran estadista europea que se sirvió del vídeopost para defender sus causas políticas más personales, en un tono intimista, desde su despacho oficial en la cancillería.

Siendo significativo, el activismo de Michelle Obama y Angela Merkel trabaja en un campo oficialmente acotado. La canciller y la primera dama de los EE.UU. evitan el cuerpo a cuerpo de la diaria «guerra sin cuartel» en el ciberespacio, donde Sarah Brown y Carla Bruni se han convertido en protagonistas excepcionales.

Sarah Brown ha conseguido a través de varios blogs y de Twitter una inmensa popularidad que para sí quisiera su esposo. En Twitter, SarahBrown10 tenía -a la hora de escribir esta crónica- 839.560 seguidores, masivamente simpatizantes de la esposa de un atribulado primer ministro. Mrs. Brown tiene una habilidad excepcional a la hora de utilizar herramientas como un blog creado en el momento oportuno, para respaldar las cosas de su esposo.

Por su parte, Carla Bruni prefiere la página web tradicional, contando con el apoyo logístico de un pequeño equipo que trabaja para ella, en el Elíseo. Se eluden las tentaciones del spam y la polución de «comentaristas» espontáneos. Para ofrecer una imagen muy radical chic, llamada a influir en la imagen internacional de Nicolas Sarkozy.

Carla Bruni no escribe ella misma la gran mayoría de los textos que aparecen en su web. Pero es ella la que elige temas, imágenes, dibujos, fotografías. Cuando se trata de hablar de España, por ejemplo, con motivo de la todavía visita de Estado de los Sarkozy, la web de la primera dama francesa publica unas líneas de convencional corrección política.

Chic radical

A las pocas horas del lanzamiento del sitio oficial de Carla Bruni, los admiradores de Michelle Obama reaccionaban afirmando que la primera dama de los EE.UU. «no salía muy favorecida». Por su parte, Sarah Brown reaccionó ella misma a los dibujos, sorprendida «agradablemente».

Entre las grandísimas dama del ciberespacio, quizá sea Carla Bruni la que ataca con mayor agresividad. Su web es un modelo canónico de estilo y belleza radical chic: alta costura, acción humanitaria, cultura audiovisual, incluso enlaces dirigidos a acciones culturales realizadas en prisiones, lucha contra el Sida, presencia en grandes manifestaciones junto a su esposo, lucha contra la incultura.

En otro plano, Rania de Jordania «anima» una web más o menos similar, teniendo en cuenta las limitaciones culturales musulmanas. La belleza olímpica de la Reina es cubierta con un prudente velo islámico. Sus acciones siempre transcurren por los más convencionales senderos de la piedad cosmopolita. Pero se trata de una iniciativa sin precedentes.