La cruz de Penélope: una modelo entre ella y Cruise

Por OSKAR L. BELATEGUI
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Penélope está cabreadísima». Mónica Cruz, hermana de Penélope, ha sancionado con sus declaraciones la ira que atenaza a la actriz que ha conquistado Hollywood. Tiene motivos. «Pe» ha aplazado su boda con el actor Tom Cruise a causa de los rumores que apuntan hacia la infidelidad de éste. El diario británico «Daily Report» precisa incluso el objeto de sus devaneos amorosos: la explosiva modelo colombiana Sofía Vergara. Al parecer, las invitaciones ya estaban cursadas. El próximo 14 de febrero, San Valentín, Tom y Penélope iban a regalarse algo más que flores. La revista «Star» adelantaba incluso los detalles: ágape en la isla mediterránea de Malta; cuarenta invitados que viajarían desde EE.UU. a Madrid y, desde allí, a La Valetta; como damas de honor, Mónica Cruz y Melanie Griffith. Coste de la ceremonia: dos millones de euros. «No existen planes de boda», certificaba el pasado mes de noviembre la portavoz de la actriz madrileña, Carri McClure. El representante de Cruise, Pat Kingsley, recalcaba asimismo que todos los rumores obedecían a una confabulación de la prensa sensacionalista. Hace ya año y medio que la pareja de oro anunció su relación. Cruise, de 40 años, y Cruz, de 28, se conocieron durante el rodaje de «Vanilla Sky». El supuesto enlace matrimonial sería el primero para ella y el tercero para él -antes ya estuvo casado con Mimi Rogers y Nicole Kidman-.

La noticia llega justo cuando los novios se encuentran distanciados. Y no sólo sentimentalmente: Cruise rueda en Nueva Zelanda «El último samurai», mientras Penélope descansa en su apartamento de Manhattan, muy cerca del de Nicole Kidman.

La tercera en discordia, Sofía Vergara, culmina con el escándalo una trayectoria fulgurante: de su Barranquilla natal a la tele latina de Estados Unidos. A sus 31 años, madre de un hijo de ocho, Vergara puebla un sinfín de páginas web y las pesadillas de Penélope.