Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez en Málaga
Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez en Málaga - GTRES

La marcha de Zidane sorprende a Cristiano Ronaldo de vacaciones en Marbella

Descansa junto a Georgina, sus hijos y su nucleo duro en la urbanización La Zagaleta

MarbellaActualizado:

Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez de nuevo han recalado en Marbella para descansar y desconectar, mientras en Madrid arrecia la tormenta desatada tras la sorprendente dimisión de Zinedine Zidane. Ya lo hicieron en enero, cuando el astro portugués le regaló a su novia unas jornadas de lujo en la Costa de Sol. Entonces fueron unas vacaciones románticas, aunque pasadas por agua, mientras que ahora se trata de una escapada con la familia y el círculo más íntimo del jugador antes de su incorporación, el próximo lunes, a la concentración de la selección de Portugal de cara al Mundial de Rusia. Pese a la distancia, aún no se han mitigado los efectos de sus palabras sobre el césped del Estadio Olímpico de Kiev, a propósito de su futuro en Real Madrid, instantes después de ganar la decimotercera Copa de Europa.

La noche del pasado miércoles, Cristiano y Georgina disfrutaron de la cocina de uno de los chefs más punteros del país, Dani García. Ataviados de manera informal -Georgina con un escotado y ceñido vestido azul turquesa- y protegidos por una nutrida escolta, se acomodaron en el reservado del restaurante del cocinero malagueño, que acaba de estrenar un menú llamado «Arcadia» con el que se rinde homenaje a los sabores de Andalucía: aceitunas nitro aliñadas, ajo blanco y ciruela, gazpacho escabechado de remolacha o consomé de rabo, chuleta y pieles de anguila ahumada, entre otros platos.

Ha sido, de momento, la única ocasión en la que se ha podido ver en público al futbolista y su novia, pues en compañía de su troupe han buscado refugio en una de las urbanizaciones mas exclusivas de Europa, La Zagaleta, en el término municipal de Benahavis. Al parecer, Cristiano ha alquilado dos villas y ha reservado cátering para 15 personas, entre las cuales se cree que se encuentra su agente, Jorge Mendes.

Y mientras Ronaldo despeja su futuro y digiere la marcha de Zidane -«solo siento orgullo de haber sido tu jugador. Míster, gracias por tantísimo», han sido sus palabras dedicadas al entrenador francés a través de su cuenta de Instagram-, buena parte de sus acompañantes disfrutan del golf, la hípica y demás lujos de una urbanización cuya última vivienda salió a la venta por 15 millones de euros durante una fiesta con desfile de modelos incluido y más 30 ferraris de posibles compradores aparcados a la entrada.

Clases de equitación

La Zagaleta es el retiro dorado de las grandes fortunas, con dos campos de golf y un club hípico que guarda un peculiar tesoro: en una de las salas de aperos se encuentra la célebre montura de piel de cocodrilo que la casa Hermès diseñó para hija de Adnan Khashoggi, fallecido hace casi un año. En este club, que guarda valiosos purasangres, Georgina Rodríguez ya ha tomado algunas clases de equitación, tal y como se puede ver en algunos vídeos compartidos por la propia modelo.

La última visita a Marbella de la pareja fue en enero y el temporal no les dio tregua. En aquella ocasión Cristiano y Georgina se alojaron en una de las villas del Marbella Club Hotel, complejo fundado por el Príncipe Alfonso von Hohenlohe y antaño uno de los destinos favoritos de las estrellas de Hollywood. Pasearon por la plaza de Puente Romano, antes de cenaren Nobu, un restaurante de cocina japonesa que hace 15 días se vistió de largo para recibir a sus socios fundadores: Robert de Niro, Nobu Matsuhisa y Meir Teper.