La creadora de Harry Potter dona 100.000 dólares a los padres de una admiradora que murió de cáncer

LONDRES. AGENCIAS
Actualizado:

La creadora de Harry Potter, Joanne Kathleen Rowling, donó 100.000 dólares (95.770 euros) a los padres de una admiradora estadounidense, una niña de seis años que falleció de cáncer en mayo del año 2000 y que se había carteado con la novelista, revela hoy «The Sunday Telegraph».

Los padres de Catie Peca recibieron poco antes de Navidad, en la ciudad neoyorquina de Albany, una carta y un talón bancario provenientes de Edimburgo, en Escocia, donde reside Joanne Kathleen Rowling. Los padres de la fallecida crearon un fondo destinado a ayudar a costear tratamientos para niños enfermos de cáncer.

Catie, víctima de un cáncer imposible de tratar con cirugía o quimioterapia, y la creadora de Harry Potter se escribían correos electrónicos desde principios del año 2000. Cuando la niña se encontró demasiado débil para seguir escribiendo, la escritora le llamaba por teléfono para mantener el contacto, y le leyó en primicia fragmentos del tomo IV, «Harry Potter y la copa de fuego», todavía sin terminar.

Tres días después del fallecimiento de la niña, Joanna Rowling escribió un correo electrónico a los padres para expresarles sus condolencias y decirles que Catie había «dejado huella en su corazón».