El Cordobés rompe su silencio: «No he blindado mi fortuna»

El diestro ha manifestado en un comunicado que es «plenamente consciente» de que «todo hijo tiene derecho a una participación en la herencia de sus padres»

MadridActualizado:

Manuel Benítez «El Cordobés» ha decidido salir al ruedo mediático para torear las informaciones publicadas en los últimos días sobre su separación de Martina Fraysse, su esposa durante más de cuatro décadas. En un comunicado, que publica hoy «El Diario de Córdoba», el diestro niega que la ruptura matrimonial tenga como objetivo blindar su fortuna «para que sus hijos ilegítimos no puedan acceder a ella ante los tribunales». Además, reclama respeto a su intimidad y amenaza con acciones legales contra aquellos medios que insistan en desprestigiar a su familia.

El Cordobés denuncia que numerosos medios de comunicación han publicado informaciones sobre su familia «en un intento de desprestigiar a todos sus integrantes, empezando por el que suscribe estas líneas». Asegura que son «totalmente inciertas» las informaciones que señalan que « se ha encargado de poner todas sus propiedades a nombre de su mujer, asegurándose así que toda su herencia quede en la familia» o que «a día de hoy, Martina Fraysse sea la propietaria de la mayor parte de los negocios y propiedades inmobiliarias del torero».

El control del patrimonio

Benítez señala que comparte con su esposa su patrimonio, «como cualquier matrimonio con una vida en común de cerca de 50 años» y aclara que «se confunde la titularidad de un patrimonio con las personas que lo gestionan». Al respecto, aclara que ha liderado «y sigo liderando las decisiones empresariales de la familia y así lo comparten todos sus integrantes» y apostilla que «también es incierto» que haya tratado de blindar su fortuna para que sus hijos ilegítimos no puedan acceder a ella. Al respecto, alude a que «según el Derecho Civil español todo hijo tiene derecho a una participación en la herencia de sus padres y soy plenamente consciente de ello» por lo que «la demanda de paternidad interpuesta en los últimos meses solo me incumbe a mí y no al resto de la familia» (en referencia a la contienda que mantiene con Manuel Díaz).

Sobre la relación con sus hijos legítimos, El Cordobés dice que ellos «tienen respeto y cariño por mi persona» y además «trabajan o han trabajado conmigo, siguiendo mis indicaciones y consolidando el patrimonio familiar» por lo que «no puede afirmarse» que se hayan puesto del lado de su madre en esta historia. El torero dedica las últimas líneas del comunicado a la que todavía es su esposa: «Ella ha hecho de la discreción una pauta de su existencia conmigo. Su familia, es decir, yo mismo y nuestros cinco hijos, es lo más importante en su vida». Por ello, continúa, «a todos sus integrantes, le duelen especialmente afirmaciones torticeras como que ha querido proteger la fortuna de sus hijos a costa de romper a la familia».