Gtres

Las contradicciones en el caso de Diego Matamoros en la supuesta agresión a su expareja

El caso ha dado un giro inesperado. Los testimonios aportados en la primera vista se contradicen y salen a la luz problemas más profundos entre ambas partes

MADRIDActualizado:

La situación se complica. Diego Matamoros y su expareja, Tanit Grande Linares, tuvieron que verse las caras ayer en los juzgados de Pozuelo de Alarcón en la vista previa al juicio. Antes de entrar los reporteros pudieron captar unas declaraciones del hijo de Kiko Matamoros donde se le veía muy afectado. Recordemos que su expareja interpuso una denuncia en su contra por una supuesta agresión y amenazas, el pasado fin de semana. «Esto es una losa muy grande para mí (…) en mi vida tocaría a una mujer y menos a la madre de mi hija. Está siendo muy injusto, para mí ha sido la mujer que más he querido en la vida», dijo Diego.

Sin embargo, lejos de que esto tenga una rápida resolución la cosa se tuerce, ya que tanto las dos versiones que ambos han dado, como la de los testigos citados, han sido totalmente diferentes. A la salida de este encuentro, él ha salido cabizbajo y serio, y ella muy esquiva acompañada por su madre.

Los dos testigos que han declarado en la vista previa «coinciden con la versión de Diego en la Guardia Civil y en el juzgado cuando es detenido, que «no había intención de agredir o causar daño alguno». Pero, además, el colaborador de 'Sálvame' asegura que Tanit cambió su versión de lo sucedido. «El ''amigo especial'' de Tanit ha confesado en su declaración que salió corriendo cuando tuvo el enfrentamiento con Diego. Él vio como mi hijo tropezaba con la mala fortuna que fue a caer sobre Tanit provocando algún daño a la mujer, pero sin intención de agredirla. Manuel, que es como se llama el hombre, ha revelado que se escondió en un parque y hasta pasadas unas horas no llamó a Tanit para ver cómo estaba. Además, el hombre ha dicho que en ningún momento los padres de Tanit estuvieron presentes en el suceso por lo que no tiene sentido que la madre de esta quiera testificar», explicó Kiko Matamoros.

Tanit Grande
Tanit Grande- Instagram

Pero lejos de quedarse ahí tal drama, el bombazo saltaba cuando la pasada tarde se hacía público en 'Sálvame' parte de la declaración de la mañana, donde Tanit aseguraba que Diego no es el padre de su hija. Al parecer, la niña no es hija de Diego legalmente porque no tendría los apellidos «por decisión de la madre», algo que Diego habría aceptado. Según ha contado Kiko, esta decisión que él desconocía, haría que su hijo perdiera cualquier derecho legal sobre la menor. Hasta la fecha Diego ha podido ver a la que hasta ahora creía su hija «de vez en cuando» sin régimen de visitas establecido sino «cuando le parezca bien a su madre», revelaba el colaborador, afirmando que «ha sido un padre de prestado»: «Si no decides sobre la educación, sobre los cuidados, el tiempo libre y el tuyo que puedas pasar con ella, eso no es ejercer de padre, él ha tenido la limosna de poder ver a su hija y hacerle regalos, eso es una limosna», ha afirmado.