Muñoz Escassi con Carmen Matutes el pasado agosto en Marbella
Muñoz Escassi con Carmen Matutes el pasado agosto en Marbella - GTRES

El clan Matutes niega la relación de Carmen con Muñoz Escassi

«Se conocen y tienen amigos en común», confiesa un miembro de la familia después de que se haya relacionado a la hija del exministro Abel Matutes con el exjinete

MadridActualizado:

Podría haber sido el romance del verano. Pero no. Las fotografías de Álvaro Muñoz Escassi y la empresaria Carmen Matutes publicadas esta semana en exclusiva por «Lecturas» no son más que un coqueteo veraniego que los mismos actores protagonizaron hace ahora justo un año. Flash, flash. Dos encuentros fugaces en alta mar, que suben el caché de un jinete que cabalga en busca de la estabilidad emocional y económica. No podrá ser con Carmen Matutes. El entorno coincide en que Álvaro no es ni será un miembro más del clan familiar. Y menos aún del holding empresarial, uno de los más importantes de España: «Todo es absolutamente falso. Ellos se conocen y tienen amigos en común. Carmen no quiere participar en lo que considera un circo. Él hace su vida de soltero porque es libre, igual que ella», dice a ABC un miembro de la familia.

La noticia no ha sentado bien en la familia Matutes, muchos de los cuales no conocían al jinete hasta esta semana. Una prueba más de que lo de Carmen y él no ha ido en serio nunca. La empresaria de 49 años ejerce de subdirectora de Palladium Hotel Group, empresa que controla más de 40 hoteles alrededor del mundo y preside la Fundación Matutes. Se casó en la catedral de Ibiza en julio de 1999 con Álex Monfort de quien se separó. Los que la conocen la definen como una mujer cercana, sencilla y muy divertida. Siempre ha cosechado un perfil bajo y le horroriza que su nombre salga reflejado en informaciones que no estén relacionadas con el mundo empresarial.

Conquistador nato

Escassi no es hombre de una sola mujer. En lo que llevamos de año le hemos podido pillar con varias. La última, el pasado mes de febrero con la cotizada actriz porno Apolonia Lapiedra. Con ella protagonizó unas tórridas imágenes en las que se deshacían en besos y carantoñas en pleno centro de Madrid. Antes estuvo la modelo Alejandra Ramírez, un idilio que también quedó inmortalizado. Y esta misma semana, ajeno al escándalo que ha desatado su jornada en alta mar por la isla pitiusa, se dejaba ver rodeado de amigas, disfrutando de las playas de Cádiz. Son estas las imágenes que publica «Corazón» y que adelanta en exclusiva este periódico.

Muñoz Escassi con una amiga la semana pasada en Cádiz
Muñoz Escassi con una amiga la semana pasada en Cádiz - Corazón

Cuatro bolsas de ropa

Escassi hace su peculiar casting mientras lame sus heridas. El divorcio de Raquel Bernal en mayo de 2017, su única esposa hasta la fecha, tras seis meses de matrimonio resultó una experiencia traumática para él. Sus pretensiones económicas quedaron reducidas a unas cuantas bolsas de ropa que la venezolana le mandó desde su casa de Punta Cana hace un año. Para la empresaria de generoso corazón fue difícil tener que aceptar que aquellos que le desaconsejaban casarse con él estaban en lo cierto. Tras bajarse del caballo (que le compró ella para competir) se dio cuenta de que Escassi no era el príncipe de los ojos azules del que se había enamorado.