Amncio Ortega y su hija Marta
Amncio Ortega y su hija Marta - Gtres

La celebración más íntima de Marta Ortega

La hija de Amancio Ortega celebrará hoy sus 35 años rodeada de su círculo más íntimo de amigos y familiares

MadridActualizado:

Marta Ortega comienza el año en uno de sus momentos más dulces. La hija del fundador de Inditex hace borrón y cuenta nueva después de dar el «sí, quiero» al empresario Carlos Torretta. La boda más esperada del año en España, una ceremonia civil que tuvo lugar en la casa de Amancio Ortega, en el coruñés paseo de la Dársena y una celebración cin más de 400 invitados en el Real Club Náutico de la ciudad gallega.

Instagram
Instagram

Pese al carácter reservado de la hija de Amancio Ortega, su boda fue emitida por todos los medios del corazón con un sinfín de detalles. Una excesiva exposición mediática que parece haber saturado a la heredera del gigante textil, pues a diferencia de la celebració de su 33 cumpleaños, en el que organizó un evento al que acudió numerosas caras conocidas como Eugenia Silva, Jon Kortajarena o Amaia Salamanca, en esta ocasión Marta Ortega ha preferido celebrar sus 35 años con su familia y su círculo más íntimo.

Ver esta publicación en Instagram

Repost @kortajarenajon... Mr K and his girls! @marta_o_p @etorriente ❤@amaiasalamanca_ ❤️

Una publicación compartida de Eugenia Silva (@eusilva) el

Marta pasa por un buen momento. Su esbelta figura delata que las horas amargas tras su separación del jinete Sergio Álvarez son parte del pasado. La autoexigencia, casi genética de Marta Ortega, de no airear su vida solo ha tenido pequeñas excepciones: su primera boda, el nacimiento del pequeño Amancio, su segunda boda y algunas sonrisas en los concursos hípicos en los que participa. Cualquier referencia a su vida privada tiene como norte el mundo de los caballos.

Gtres
Gtres

La hija pequeña del mayor accionista se encuentra centrada en su trabajo en las firmas de la compañía, donde empezó desde abajo por indicación de su padre. Tras completar estudios en Londres y Suiza regresó para incoporarse a la plantilla de la firma y doblar camisetas como cualquier empleado. La certeza de que todo lo que haga se va a convertir en noticia ha provocado que tome medidas para blindar cualquiera de sus salidas.