Cecilia Suárez
Cecilia Suárez - Isabel permuy

Cecilia Suárez, la voz más poderosa de la nueva telenovela

Su interpretación de Paulina de la Mora en «La casa de las flores» (Netflix) ha convertido a la actriz mexicana en un fenómeno internacional

MadridActualizado:

Cuando uno se sienta frente a Cecilia Suárez (México, 1971), lo primero que espera es un saludo con una dicción extremadamente pausada y aletargada y una voz marcadamente nasal. Con la característica forma de hablar del personaje que interpreta en la serie de Netflix «La casa de las flores», la actriz ha cautivado al público y la crítica internacional desatando un auténtico fenómeno: en redes sociales se organizan concursos para imitarla e incluso se imparten cursos de español con sus líneas. del guión. «Hay muchas referencias en México de gente que habla así y refleja el estrato socioeconómico alto de la serie. Había trabajado en casa y buscado qué cadencia tenía el personaje y me costó encontrarlo. Era importante buscar otra manera de hablar para reflejar un nivel social muy específico. Batallé mucho. Y en la primera semana salió. Netflix me recomendó -no es una prohibición- que no hablara así fuera del set de rodaje y agradezco que lo hiciera público, porque así se preserva la magia y el misticismo de un ser que existe dentro de una ficción», confiesa tras inaugurar el encendido navideño de Las Rozas Village de Madrid y La Roca de Barcelona.

La casa de las flores
La casa de las flores

Cecilia Suárez creció en Tampico, un pueblo en el norte, en el Golfo de México, donde no existían teatros ni salas de cine en aquella época. De pequeña se sintió llamada por la leyes, pero por entonces la mayoría de juicios en México no eran orales y ello dio al traste con su vocación de abogada. Su hermana mayor estudiaba cine y decidió seguir sus pasos.

Tiene a sus espaldas un amplia filmografía («Sexo, pudor y lágrimas», «La vida inmoral de la pareja ideal» o «Spanglish», entre otras), pero en los hogares españoles se ha colado gracias a «La casa de las flores», una serie en la que también interviene la gran dama de las telenovelas Verónica Castro o el intérprete español Paco León. «No me molesta que me reconozcan por la serie. Todo lo que sube y baja, hay que disfrutar de ese momento. Estoy muy grande para que me encasillen, ya llevo mucho tiempo en esto. Este éxito ha sido una sorpresa para todo el equipo. El director, Manolo Caro, pensaba que era un producto de nicho y esta serie evidencia hacia dónde tuvieron que evolucionar las telenovelas y no lo hicieron: reírse de ellas mismas. Ir al melodrama, con mucha honestidad, pero riéndote...». La serie ya ha renovado dos temporadas más. En la familia De la Mora pasa absolutamente de todo, desde un marido infiel y el suicidio de su amante a un hijo bisexual, un yerno transexual, pasando por escándalos financieros. « Las familias, en realidad, son así. Las construcciones familiares varían tanto... No hay una sola forma de ser familia, sino muchas. Y la serie expresa eso. Supongo que debe de existir algo de Paulina de la Mora en mí porque le ponemos voz, alma y cuerpo al personaje. El eje del personaje es la familia y en mi vida también».

Su familia real tampoco es precisamente idílica. Mantiene una tormentosa relación con el también actor Osvaldo de León, padre de su hijo Teo, de 8 años. Siete meses después de su nacimiento, se separaron. Los medios mexicanos han informado de que la actriz acusó a su ex de ejercer violencia física y psicológica contra el menor y la Justicia le dio la razón. Ella no quiere pronunciarse.

Cecilia ha intervenido en varios debates de la ONU sobre la violencia contra mujeres. «A la mujer no se le reconocen los mismos derechos ni en México ni en el mundo. La disparidad es abrumadora. En México el problema del feminicidio es gravísimo».