Carolina de Mónaco cumple 50

Ni por ser princesa se salvó de los golpes del destino: brillo y glamour, sufrimiento y drama atraviesan la vida de Carolina de Mónaco como los finos hilos de plata del vestido de noche de Chanel que

Agencias/Mónaco
Actualizado:

Ni por ser princesa se salvó de los golpes del destino: brillo y glamour, sufrimiento y drama atraviesan la vida de Carolina de Mónaco como los finos hilos de plata del vestido de noche de Chanel que llevó en diciembre en la entrega del Premio Nijinsky en Mónaco.

Su hermano Alberto, poco más de un año menor, gobierna el pequeño estado en la Costa Azul y la preserva así de los titulares destinados a altezas reales y monarcas. Pero en sus salvajes años de juventud, Carolina era la princesa soñada de los medios.

Este 23 de enero, la hija mayor de la leyenda del cine Grace Kelly cumple 50 años. Justo hace ocho años se casó con Ernesto Augusto de Hannover. Si tiene ganas, celebrará ambas cosas el martes en la noche de gala del Festival de Circo en Mónaco. Se pueden encontrar muchos golpes del destino y pruebas duras de superar en la vida de Caroline Louise Marguerite de Mónaco.

Formada en Ascot, Inglaterra, en 1978 se casó en contra de la voluntad de sus padres con el empresario y playboy Philippe Junot, 17 años mayor que ella. Dos años despuÙs se divorció.

Cuando esa boda fue anulada en 1992 por el Vaticano, la princesa ya había perdido a su segundo marido. En 1983, se casó con el italiano Stefano Casiraghi. El 3 de octubre de 1990, Ùste falleció en un accidente con una lancha de competición en Mónaco. Andrea, Carlota y Pierre perdieron así a su padre.

En 1982, se produjo la trágica muerte en accidente de coche de la madre de Carolina, Gracia Patricia, lo que convirtió al príncipe Rainiero III inesperadamente en viudo e hizo que los monegascos lloraran a la ex diva de Hollywood.

Carolina fue la que más apoyó a Rainiero en esos momento. "Sólo cumplo con mi deber y espero que mi hermano se case". Y es que entonces sería la esposa de Ùste la que asumiría las tareas representativas, dijo Carolina en 1995.

En su 50 cumpleaños, su hermano, de 48, ocupa el trono, pero sigue siendo soltero, a pesar de todas las especulaciones sobre un eventual compromiso con la nadadora sudafricana Charlene Wittstock.

En el cumpleaños 42 de Carolina, el 23 de enero de 1999, Rainiero III dio a conocer que su hija mayor se había comprometido con el príncipe de Hannover, del que se decía que ya Grace Kelly veía con buenos ojos para yerno.

El mismo año nació la pequeña Alexandra. Seis años despuÙs, en el transcurso de 36 horas, el esposo de Carolina estuvo gravemente enfermo y falleció Rainiero. Los monegascos sufrieron mucho por su princesa.

Comprometida con las artes y la beneficencia, la hermana mayor de la princesa Estefanía vive entre Hannover y Mónaco pero sigue muy presente, siempre con Ernesto a su lado, como se vio en la entrega del Premio Nijinsky en la Opera Garnier de Mónaco en diciembre.