GTRES

Carlota Casiraghi, recta final de su embarazo entre la filosofía y las playas de Saint Tropez

La hija de Carolina de Mónaco está a punto de dar a luz a su segundo hijo, fruto de su relación con Dimitri Rassam. Mientras tanto, combina sus vacaciones con los Encuentros Filosóficos de Mónaco

MADRIDActualizado:

Agosto es ese mes que baja el ritmo de la vida a casi todo el mundo. Las vacaciones flotan en el ambiente y es difícil no contagiarse de ellas. Pero hay quien escapa del sopor general y sigue con un ritmo de vida envidiable, como es el caso de Carlota Casiraghi.

La hija de Carolina de Mónaco enfrenta este mes la recta final de su embarazo. Con el final del verano llegará el nacimiento de su segundo hijo, fruto de su relación con Dimitri Rassam. La joven espera la llegada del pequeño con la agenda de trabajo hasta arriba, gracias a los Encuentros Filosóficos de Mónaco, un foro anual que invita a diversos intelectuales a dialogar en un entorno único, la villa de Mónaco.

Carlota Casiraghi ha sido siempre una gran amante de la Filosofía. Descubrió la materia cursando los estudios de Bachillerato y decidió proseguir con sus estudios en la Universidad de la Sorbona.

Fue hace tres años cuando su flechazo con las enseñanzas filosóficas derivó en la creación del foro, que recibe el apoyo de toda la Familia Real monegasca. Precisamente, el impulso que los Grimaldi a este evento lo sitúa en el podio de los actos que, a lo largo del año, tienen lugar en Mónaco con carácter internacional junto al Gran Premio de Fórmula 1 y el Baile de la Rosa.

GTRES
GTRES

Pero no todo es trabajo en el verano monegasco. La nieta de Grace Kelly también ha aprovechado algunos días de asueto para relajarse navengado en Saint Tropez junto a Rassam y sus respectivos hijos: Raphaël, de tres años y fruto de la relación de la hija de Carolina de Mónaco con el actor Gad Elmaleh, y Daria, hija de Dimitri y la exmodelo rusa Masha Novos.

De hecho, ha sido precisamente la localidad gala donde Carlota ha lucido por fin su tripita. Siempre discreta, apenas se había dejado ver en los meses anteriores, a lo que se suman los looks más relajados y veraniegos de Casiraghi, que no se ha esforzado en disimular su avanzado estado de gestación.