La duquesa de Cornualles
La duquesa de Cornualles - Gtres

Camila, a punto de perder la vida durante un vuelo en helicóptero

Con el paso del tiempo, la duquesa de Cornualles se ha ganado el afecto del pueblo británico hasta convertirse en un miembro muy querido dentro de la Familia Real Británica

MadridActualizado:

La actual esposa del Príncipe Carlos ha sido conocida en tres ocasiones diferentes. La primera cuando era la joven Camila Shand, novia debutante del Príncipe con tan solo 23 años, al que conoció en un partido de polo en 1970. La segunda cuando contrajo matrimonio con Andrew Parker-Bowles. Fue Camila Parker-Bowles durante 32 años, esposa y madre, y más tarde la amante del Príncipe Carlos, menospreciada por el pueblo británico. La tercera y última como duquesa de Cornualles, cuando la pareja consiguió la bendición de la Reina Isabel II y de la sociedad, y se dieron el «sí quiero».

El nueve de abril de 2005 Camila dejó de ser la eterna amante de Carlos de Inglaterra para convertirse en su segunda esposa. La boda se desarrolló sin excesivo esplendor y algunos analistas llegaron a afirmar que la monarquía inglesa se «avergonzaba» de este enlace que suponía la culminación de una historia de amor de más de 35 años. Con el paso del tiempo, Camila se ha ganado el afecto del pueblo británico hasta convertirse en un miembro muy querido dentro de la Familia Real Británica.

Gtres
Gtres

Esta semana, el diario británico «Daily Mail» ha podido acceder a unos informes de la Junta de Airprox que revelan que hace un año aproximadamente, la duquesa sufrió un aparatoso accidente a bordo de un helicóptero, que casi acaba con su vida y la del piloto.

El terrible susto sucedió el 25 de julio de 2018, cuando Camila volvía a su vivienda en Wiltshire después de asistir junto a su marido en el Show de las Flores de Sandringham. Según cuenta el diario, hasta en dos ocasiones, el piloto tuvo que cambiar su rumbo en escasos segundos el helicóptero para evitar colisionar contra dos aviones que se cruzaron en su camino. Un riesgo «alto», tal y como se pueden leer en los informes. «En la primera ocasión, el piloto del avión se había distraído con los pasajeros en la parte de atrás».