Parada abraza a Carmen Sevilla - Julián De Domingo / Vídeo: Carmen Sevilla, una estrella eclipsada por el Alzheimer

Parada ataca a Carmen Sevilla: «Ha hecho muchas golferías. No era tan buena»

El que fuese presentador de «Cine de Barrio» junto a la folclórica quiso explicar que su enfado se debía a que «me mintió totalmente hasta el último momento»

MadridActualizado:

Desde que en marzo de 2015 Carmen Sevilla ingresase en la residencia Sanyres, un centro especializado en el cuidado de enfermos de alzhéimer, poco se ha sabido de «la novia de España».

El deterioro del estado de la actriz, que necesita atención permanente, habría motivado su ingreso hace tres años. Según reconocieron por entonces algunos de sus amigos más íntimos, la actriz no reconocía a nadie, ni siquiera a su propio hijo, y tan solo se limitaba a repetir algunas de las palabras que le mencionan. Al parecer, solo reacciona al escuchar la música de algunas de sus canciones. Son, naturalmente, algunos de los problemas del alzhéimer que padece desde hace varios años.

No pocas han sido las veces que el entorno cercano de Carmen Sevilla ha tenido que desmentir informaciones que aseguraban que la actriz y cantante se encontraba en estado crítico, la última la semana pasada después de que el periódico «El Español» publicase una noticia en la que aseguraba que la artista sufría «un gran deterioro, tanto físico como mental. Ya no puede comer sola. Está todo el tiempo sedada y con una sonda gástrica». Pocos días después su gran amigo, Moncho Ferrer, acudía al programa «Viva la vida» para desmentir esta información y afirmar que «se encuentra bien y que «su vida no corre peligro».

«Cine de Barrio»

Sin embargo esta preocupante información no ha sido lo peor que se ha dicho esta semana sobre Carmen Sevilla. Durante el programa presentado por Emma García, se realizó un pequeño homenaje a la cantante en la que participaron algunos de sus más allegados como Ferrer quien dijo: « Carmen era muy generosa, la gente le quería mucho, ha hecho muchos favores a mucha gente». Otro de los invitados fue José Manuel Parada, quien no dudó en rectificar las palabras del colaborador confesando que Sevilla «Ha hecho muchas golferías a mucha gente. Me parece muy bien que hables así, pero no se puede decir: ‘ella era así’. Contigo era así, pero no con todo el mundo», matizaba Parada ante la atónita mirada del resto de invitados.

El que fuese presentador de «Cine de Barrio» junto a la folclórica quiso explicar que su enfado se debía a que «me mintió totalmente hasta el último momento. ¿Estoy mintiendo yo? Ella estuvo diciendo que no presentaba el programa hasta el último momento...No podéis decir que era tan buena, tan buena», concluyó. Viendo que el público comenzaba a abuchearle intentó recular asegurando que su enfrentamiento terminó cuando Carmen le pidió perdón: «Esta historia ya la he contado. Delante del cadáver de Rocío Dúrcal le dije: ‘Carmen, la vida es más importante que un programa de televisión. No puede ser que tú y yo que hemos sido amigos todos los años no nos hablemos. Nos dimos un abrazo, ella se puso de rodillas y me pidió perdón, me pidió perdón muchas veces. Y ya está, ya está perdonado», y confesó que « me gustaría darle un beso, sé que no me va a reconocer, pero quiero despedirme de ella. Me lo prometieron y no lo están cumpliendo. Me gustaría que ella se fuera bien y si no queréis que vaya pues ya está».

Por el momento lo único que se sabe es que la folclórica andaluza se encuentra como siempre. Sí que es verdad que con el paso del tiempo su estado de salud, obviamente, ha ido a peor de forma notable, por lo que desde hace años su único hijo decidió restringir las visitas a su madre a familia y amigos íntimos para evitar que se filtrase información a la prensa.