Borja Thyssen y su mujer, Blanca Cuesta, en la Feria Arco de Madrid el pasado mes de febrero
Borja Thyssen y su mujer, Blanca Cuesta, en la Feria Arco de Madrid el pasado mes de febrero - MAYA BALANYA

Borja Thyssen y su familia comienzan ilusionados su nueva vida en Londres

Huyendo del Fisco español, el matrimonio y sus hijos se instalan en la capital británica

MadridActualizado:

Al final ni Andorra ni España. Tras un año separado de sus cuatro hijos y su mujer por imperativos del Fisco español, Borja Thyssen ha resuelto que seguirá tributando fuera de España pero no pasará ni un día más alejado de los suyos. La Agencia Tributaria exige que si quiere evitar declarar bajo la legislación española ha de pasar cerca de seis meses sin pisar territorio. De ahí que a la vista de las inspecciones y las reclamaciones que Hacienda ha realizado sobre los Thyssen, Borja y su madre decidieran mudarse a Andorra donde la baronesa compró dos viviendas y donde este otoño Tita Cervera inaugurará un museo que dirigirá su sobrino Guillermo.

Tras cerca de siete años distanciada de su adorado hijo a raíz de su boda con Blanca Cuesta, finalmente el curso pasado la baronesa pudo estar más tiempo con Borja dado que Blanca y los niños se quedaron en su casa de Madrid hasta tomar una decisión. El matrimonio sopesó la posibilidad de instalarse en Suiza pero finalmente han decidido que vivirán en Londres donde ya están todos en la casa de alquiler que han elegido y que se encuentra a una prudente distancia del colegio de los pequeños.

Una de las imponentes fachadas blancas del exclusivo barrio de Knightsbridge
Una de las imponentes fachadas blancas del exclusivo barrio de Knightsbridge- MAYA BALANYA

Hasta la fecha los hijos de Borja habían estudiado en el Colegio Americano de Pozuelo de Alarcón, muy cerca de la casa que compró en la urbanización La Finca. Consciente de que en cualquier momento tendrían que vivir fuera siempre ha querido dar a los niños una educación internacional que ahora continuarán en otro centro inglés. Según amigos cercanos están muy ilusionados con su desembarco en Londres ya que allí residen algunos amigos de Borja que han sido fundamentales para dar este paso. De momento no han decidido qué harán con la casa de La Finca pero todo apunta a que en breve la pondrán en venta ya que sería muy extraño su vuelta a España en los próximos años.

El hecho de que Borja ya no resida en Andorra es precisamente lo que no quería la baronesa. Su ilusión era que estuvieran juntos en el Principado y se volcara también en el museo que va a inaugurar. Lo cierto es que a pesar de la reconciliación de madre e hijo a la hora de la verdad aún no han podido completar la foto de familia, puesto que las niñas de la baronesa ni conocen ni tratan con los hijos de Borja. Hay quien apunta a que sería posible que la baronesa se mudara también a Londres con las pequeñas con el fin de estar más cerca de su primogénito, pero de momento lo único seguro es que los nietos Thyssen ya han empezado en su nuevo colegio y este curso con la presencia de su padre siempre a su lado.