Blanca Suárez: «No me siento sexy»

«Me han roto mucho el corazón», confiesa la actriz y ahora modelo de una firma de lencería

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Mas sensual que nunca y con unas curvas que no necesitan retoques, Blanca Suárez emergió como una Venus durante la presentación de la nueva campaña de la firma Women’ Secret, para la que ha protagonizado un corto donde posa en todo su esplendor. «No me siento especialmente sexy. Creo que soy una mujer normal, con mis complejos, que prefiero no comentar para que no os fijéis mucho. Soy consciente de que, al tratarse de un anuncio de ropa interior, todo el mundo contemplará mi cuerpo, pero ya contaba con eso. Tuve la suerte de que el rodaje coincidió con el final de la película que acabo de terminar y estaba en forma», confiesa Blanca. Sabe bien que sus cerradas curvas van a inundar las calles del país en una campaña publicitaria que la sitúa al nivel deElsa Pataky y otros reconocidos iconos sexuales.

Aunque en el corto Blanca interpreta a una seductora fémina que juega con los hombres, la actriz reconoce que en la vida real «me han roto mucho el corazón». Es más, en el momento de hablar sobre su situación sentimental, se muestra cauta: «Estoy muy bien», asegura sin entrar en detalles. «Con todos mis respetos, para mí sois unos desconocidos como para que me ponga a hablar de mi intimidad y de mis cosas. Entended que acepte hablar de todo lo que queráis, aunque dentro de un orden», advirtió.

En su opinión, salir al parque con el perro, quedar con los amigos o con la pareja son actos normales que no valoramos hasta que una se siente observada. «La clave es mantener la calma. Tienes toda la vida por delante y por correr más, las cosas no van a salir mejor», resume como filosofía de vida. «Siempre he intentado vivir con naturalidad, independientemente de la fama que tenga. No hablo de mi intimidad. En ese sentido, no he dado grandes titulares», dice.

Difícil de encajar

Blanca Suárez no está de acuerdo con la mala fama que tienen los actores como pareja. «Esta es una profesión difícil de encajar, que no todo el mundo entiende, pero, vamos, lo mismo sucede en otros ámbitos. Lo que ocurre es que en este trabajo atraviesas épocas fuera de casa. Lo que luego se ve en una película es el fruto de cinco meses muy intensos», explica.

Blanca es una mujer de gustos normales y en eso incide durante toda la entrevista. Como tantas jóvenes de su edad, confiesa que antes solía hacer top-less en la playa, pero «hoy ya no me atrevo». Sabe que ahora es carne de paparazzi. Esos son algunos de los pequeños cambios que le ha traído la fama, aunque ella no se lamenta.

Consciente de estar viviendo un momento dorado en su profesión, cuenta que está pendiente de los estrenos de «El barco» y «Lo que escondían sus ojos», la serie basada en la novela de Nieves Herrero que a su vez se inspiró en el amor secreto entre la aristócrataSonsoles de Icaza y Serrano Suñer, ministro de Franco, a quien en esta ocasión encarna el cubano Ruben Cortada. Su papel dará que hablar.

Lo que Suárez se resiste a comentar es el caso de los papeles de Almódovar en Panamá y todo lo que ha podido afectar a la taquilla de «Julieta», último título estrenado del director manchego.